Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Política  >  Artículo que estás leyendo

Castell derogará el reglamento disciplinario de 1954

Por   /  marzo 9, 2020  /  No hay comentarios

El ministro de universidades, Manuel Castells ha dado un paso adelante en la lucha contra el franquismo, ya que acaba de eliminar un reglamento que estaba impuesto desde la década de los 50 y nadie se había atrevido a quitarlo.

Básicamente el reglamento lo que dice es que todo aquel que se manifieste públicamente en contra de la religión católica y los principios por los que se rige el Estado tendrán una expulsión temporal o definitiva de la carrera que está cursando.

Además recibirán el mismo castigo quienes suplanten personalidad en la vida del docente, se insubordinen o hagan injuria ante el personal académico. Pero lo más rudo es que prohibía la entrada de alumnos que hayan perturbado o quieran alterar la disciplina del plantel.

La decisión

Por este motivo y luego de analizarlo detenidamente, el día de ayer en plena celebración del Consejo de Estudiantes Universitarios del Estado se apoyó la supresión de este histórico decreto.

Las razones son muy claras, muchas son carentes de sentido y no se compadecen con la sociedad actual que existe en todo el país, además que atenta con el libre pensamiento y otros derechos fundamentales de los seres humanos.

A partir de aquí el ministro tomó nota de todos los reclamos de su equipo y señaló que oficialmente están trabajando en la derogación lo más rápido posible. A su juicio es una medida que ya no tiene vigencia y es antidemocrática desde todo punto de vista.

Autonomía universitaria

También aclaró algo que es muy importante. Cada universidad debe crear sus propios reglamentos de vida dentro de la institución. No es tarea del estado regular cada universidad, ya que iría en contra con las políticas de este momento.

El régimen disciplinario lo imponen los directivos según un estudio que hagan de cada área, ya que cada instituto tiene características y alumnos diferentes. A partir de aquí se tomarán las medidas adecuadas.

Esto que aclaró el funcionario es muy importante, porque le da una autonomía que cada universidad se merece para poder establecer sus normas según se requiera.

Solo queda esperar a que el ministerio junto a toda la estructura organizativa puedan hacer los cambios necesarios para que se elimine de raíz un decreto que debió haberse quitado hace muchos años.

Lo que ha traído son conflictos y limitaciones a la libertad de expresión y otros derechos civiles, ya que los estudiantes se cohibían a decir lo que sentían, aunque había momentos en que explotaban ya que pasaba mucho tiempo sin expresarse como ellos querían.

Sin duda alguna que cuando esto se logre concretar supondrá un cambio significativo en la vida de muchas personas.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Por:
  • Última modificación: marzo 9, 2020 @ 9:45 am
  • En la categoría: Política

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *