Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Deportes  >  Artículo que estás leyendo

Cómo reducir el consumo energético este invierno

Por   /  diciembre 10, 2018  /  No hay comentarios

La llegada del invierno suele ser recibida con mucha ilusión por parte de los españoles debido principalmente a la celebración de la festividad navideña. Sin embargo, no todo es positivo en esta época, puesto que al lidiar con las primeras facturas de luz no tarda en producirse la angustia en muchos propietarios e inquilinos.

Y no es para menos, puesto que en la estación más fría del año el consumo energético se dispara alarmantemente, lo cual no es de extrañar teniendo en cuenta la necesidad de permanecer a una temperatura adecuada dentro del domicilio a pesar del frío propio de la época. Con tal de que cada factura no suponga un duro revés para tu economía doméstica no dudes en poner en práctica estas claves.

Termostato inteligente, una gran ayuda para el ahorro

Muchos de los avances tecnológicos han dado pie a que la sociedad se vea capaz de ahorrar una considerable cantidad de dinero. Así lo demuestra el termostato inteligente que, tras pasar a hacer acto de presencia en un domicilio, proporciona un desahogo económico notable.

¿Cómo es posible? Básicamente aumentando al máximo el nivel de eficiencia con el que la energía es consumida en la vivienda. La implementación de conectividad inalámbrica vía Wi-Fi te permite controlar en todo momento la temperatura del hogar incluso estando fuera de él, utilizando para ello el smartphone.

Conviene destacar que la calefacción suele suponer algo más de la mitad de cada factura energética recibida, por lo que aprovechar al máximo cada kWh consumido es fundamental para evitar el hecho de tener que hacer frente a un considerable desembolso a cambio de poder permanecer a gusto en el interior del domicilio.

Es por ello que a día de hoy se recomienda hacerse con un buen termostato inteligente, eligiendo entre los que puedes encontrar en Bricoelige.com para lograr el confort que tanto necesitas sin gastar mucho en calefacción. Dichos elementos no solo son soluciones ideales para obras nuevas, sino que también son aconsejadas por los especialistas con el objetivo de sustituir los tradicionales.

Persianas abiertas para dar pie a una calefacción natural

Alcanzar los 20 grados de temperatura media que los expertos consideran ideal para mantener dentro de las viviendas españolas en pleno invierno supone una inversión económica inferior si le sacas partido a la calefacción más natural posible: la del propio sol.

Ciertamente el astro no logra calentar al mismo nivel con el que lo hace en otras estaciones del año, pero supone una importante ayuda con tal de reducir el consumo energético si se le permite penetrar en el domicilio a través de las ventanas.

Así pues, para que se produzca dicha acción es esencial que cada mañana, después de levantarte, te encargues de abrir las persianas. Cuando los rayos del sol dejan de incidir en el hogar conviene volver a cerrarlas para que se preserve mejor la ganancia de temperatura obtenida. En caso de que ya no te encuentres en la vivienda puedes optar por la instalación de persianas domóticas cuya inversión se amortiza en pocos años gracias a las facturas energéticas más reducidas.

Otras claves que resultan importantes

Más allá de las recomendaciones anteriormente sacadas a colación también se ha podido comprobar que la realización de otras acciones muy sencillas pueden conllevar un gran ahorro a largo plazo en plena estación invernal. Por ejemplo, ¿eres de aquellas personas que suelen dejarse las puertas abiertas? En tal caso conviene que cambies cuanto antes.

Y es que esta costumbre tan arraigada entre muchos inquilinos y propietarios es muy contraproducente durante el transcurso de los meses de temperaturas más frías a causa de la disminución que acarrea en lo referente a la eficiencia del sistema de calefacción que se encuentre instalado en la vivienda.

A su vez, conviene incidir en un aspecto que acostumbra a confundir a los españoles. Es cierto que calentar desde cero una vivienda supone un mayor consumo en comparación con simplemente mantenerla caliente a la misma temperatura. Sin embargo, las cifras indican que el desembolso de tener la calefacción encendida por la noche es notablemente mayor en comparación con apagarla antes de ir a dormir y encenderla tras haber conciliado el sueño.

Pero, ¿ello supone pasar frío durante el transcurso de la noche? En absoluto, puesto que a la hora de calcular el consumo medio de los dos casos que han sido descritos, al apagar la calefacción hogareña también se mantuvo encendido un calefactor de 800 W cuya potencia es suficiente para mantener un dormitorio a una temperatura confortable.

De esta manera ninguno de los consejos mencionados supone una reducción de la calidad de vida tanto de propietarios como de inquilinos y, a pesar de ello, las facturas de luz no tardan en evidenciar una reducción en diciembre, enero, febrero y marzo, facilitando así la ardua tarea de llegar a final de mes.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *