Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Sociedad  >  Artículo que estás leyendo

El complejo mundo de la publicidad en YouTube

Por   /  julio 18, 2017  /  No hay comentarios

Desde su creación en el año 2005 YouTube ha sufrido innumerables cambios hasta convertirse en la gran plataforma que es a día de hoy, la cual pertenece al gigante informático conocido como Google. Anteriormente los usuarios publicaban vídeos en dicho portal únicamente con el afán de compartirlos, pero en la actualidad son muchas las personas que operan en dicho servicio a modo de trabajo subiendo contenido multimedia que acaba siendo reproducido por millones de individuos alrededor de todo el mundo. Es por ello que cada vez es mayor el número de empresas que optan por publicitarse en YouTube aprovechando las elevadas audiencias que tienen los influencers. Dicha acción puede resultar todo un acierto o, por el contrario, un auténtico fracaso en caso de optar por canales cuyo target no es el apropiado para la marca que busca hacerse un hueco en esta enorme fuente de marketing digital.

La edad media de los suscriptores de un canal es un dato fundamental a la hora de valorar si una determinada marca triunfará al publicitarse en él. Dentro de una misma temática pueden encontrarse ejemplos tanto de YouTubers cuya audiencia mayoritaria son niños de edad comprendida entre los diez y los trece años como de influencers que destinan sus contenidos a un público más adulto que incluso llega a superar la treintena. Es importante tener en cuenta que en el primer caso muchas de las visualizaciones vienen dadas por infantes que no disponen de medios propios para adquirir productos, debiendo recurrir a sus respectivos padres con el objetivo de que compren los elementos deseados. Ello reduce el abanico de posibilidades a la hora de insertar publicidad en este tipo de canales juveniles.

Es habitual que éstos últimos ofrezcan contenidos con vocabulario vulgar e incluso muestren escenas soeces con tal de seguir atrayendo al mencionado público. Ello puede llegar a afectar negativamente a las empresas que optan por lanzar campañas de marketing en YouTube y terminan apareciendo en estos canales, perdiendo notablemente la seriedad de su propia imagen de marca. Un caso reciente hace referencia al popularísimo PewDiePie, quien ha perdido a varios patrocinadores fruto de la publicación de una serie de vídeos que apostaban por un humor negro incompatible con este tipo de patrocinadores, los cuales prefieren mantenerse al margen de contenidos de este calibre.

Sin entrar a valorar la calidad de unos y otros canales generalmente aquellos que tienen un target adulto suelen apostar por vídeos más serios sin perder el humor que tanto engancha a los suscriptores. Es el caso de Slobulus, un canal cuyos espectadores rondan de media los treinta años de edad. Tanto por la ausencia de contenidos moralmente reprochables como por el poder adquisitivo que acostumbran a tener sus visualizadores este tipo de canales son ideales para muchas de las marcas que se ven beneficiadas en todos los sentidos al aparecer en ellos, aunque el precio de hacer acto de presencia en los mismos acostumbra a ser más elevado. A cambio existe la seguridad de que el negocio que aparezca en ellos no se relacionará con contenidos multimedia de dudosa moralidad.

Sea cual sea el canal en el que una empresa termine publicitándose no toda la audiencia de dicho medio va a acabar visualizando el anuncio en cuestión. Y es que conforme pasa el tiempo son más los usuarios que acceden a YouTube activando previamente un bloqueador mediante el que es posible disfrutar de los contenidos sin que aparezca ni un solo elemento publicitario, afectando ello de manera negativa a las marcas que deciden invertir considerables cantidades de dinero con tal de estar presentes en la plataforma streaming más importante. Éste ha sido uno de los motivos que han ocasionado el incremento de los patrocinios por parte de los YouTubers, quienes en sus vídeos aparecen con elementos propios de las empresas que directamente contratan a los influencers a modo de canal de marketing. Una simple camiseta con la marca en cuestión o un comentario mencionando sus bondades provoca un gran crecimiento para el negocio que opta por aparecer en un canal de esta manera más activa. Lo cierto es que a nivel económico se está convirtiendo en la opción con un mayor retorno de la inversión, viendo las empresas como dichas acciones de marketing dan rápidamente sus frutos en forma de nuevos clientes, resultados que por otras vías requieren mucho más tiempo. Gracias a ello cada vez más expertos como los de la agencia Business Press optan por recomendar esta vía publicitaria que tantos beneficios llega a reportar.

Cuando un usuario disfruta de vídeos en YouTube y observa un anuncio la publicidad de dicha plataforma parece mucho más sencilla de lo que realmente es, pero detrás se esconden multitud de contratiempos que en caso de no ser tratados correctamente pueden convertir una aparentemente buena campaña de marketing en un verdadero desastre que terminaría afectando no solamente a la marca en sí, sino también a los influencers. De hecho, en ocasiones los aspectos negativos han salpicado incluso a la plataforma que se ha visto obligada a modificar su política de anuncios.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *