Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  La Revista  >  Artículo que estás leyendo

Comprar vinos especiales por el canal online

Por   /  mayo 10, 2018  /  No hay comentarios

Internet abre las puertas a comprar vinos de las zonas menos populares del planeta y que, sin embargo, ofrecen unos caldos espectaculares por sus peculiaridades

Internet es un escaparate para cualquiera. La capacidad que tiene para dar a conocer y promocionar cualquier tipo de iniciativa es la que le ha convertido en uno de los grandes inventos de la era moderna. Quienes ahora están empezando a aprovecharse de Internet como canal de difusión son las empresas vinícolas que producen sus vinos en zonas con menos renombre que las más conocidas en la producción del vino, ya que han visto que comprar vino online es una tendencia que va al alza en los últimos meses.

En este sentido, Internet ha abierto la puerta a pequeñas bodegas para darse a conocer a través de la venta directa o a través de plataformas especializadas en la venta de vino online. En estos portales se pueden encontrar caldos menos conocidos pero que, sin embargo, ofrecen unas calidades y unas cualidades propias de las marcas más reconocidas.

Es lo que sucede, por ejemplo, con el vino tempranillo Gran Luna 2013 de Dehesa de Luna. Este caldo, como el resto de los producidos por Dehesa de Luna, se realiza en una finca reserva de Biodiversidad, lo que lo convierte en un producto inconfundible en el mercado. En concreto, este vino tiene una serie de peculiaridades que le hacen excelente al paladar.

En concreto, este vino destaca por ser un vino afrutado que, pese a todo, mantiene en boca el aroma y sabor a madera. Esta reminiscencia no se oculta tras el sabor de fruta, lo que da lugar a un vino potente y largo en boca, a la vez que redondo y amable. Este vino tiene una crianza de entre 15 y 18 meses en barrica nueva de roble francés de 225 litros.

Otro vino que también se puede comprar por internet de esta bodega de Albacete es un vino cabernet sauvignon. En concreto, la bodega cuenta con el Dehesa de Luna Rosé 2016, un vino 100% Cabernet Sauvignon que ha tenido una crianza de tres meses sobre lías en depósito.

Un trabajo que ha dado lugar a un rosado de estilo provenzal con la variedad cavernet sauvignon. Este vino se caracteriza por su aroma a fruta blanca, boj y un toque floral, aportando mucha sabor a la boca y refrescando a la persona que lo toma. Toda una sensación para el paladar más exigente.

Y es que estos vinos, a pesar de no estar producidos en ninguna de las regiones más conocidas de caldos de España, cuentan con una excelente calidad. De hecho, la bodega Dehesa de Luna ha celebrado este año, por segundo ejercicio consecutivo, que sus vinos forman parte de la exclusiva lista de los Mejores Vinos de España de la Guía Peñín 2018.

Dentro de esta clasificación destaca el vino graciano que, con 93 puntos, es uno de los vinos con más personalidad de la marca. La variedad Graciano es la apuesta que esta bodega ha realizado por su perfecta adaptación a climas cálidos. De este modo, Graciano 2014 es un vino muy cubierto, con un color rojo cereza muy vivo y aromático.

Estas peculiaridades se combinan a la perfección con los sabores de frutas negras y aromas especiados, que llenan la boca de esos mismos aromas. Destaca sin complejos, con una acidez típica de la variedad y un cuerpo notable.

Todos estos vinos pueden comprarse hoy en día a través de internet sin ningún tipo de problemas. Debido a que estos vinos no suelen ser los que más promocionan los supermercados o sencillamente no los comercializan, el comercio online hace posible que cualquier persona pueda disfrutar de ellos en casa gracias a la tecnología.

Una apuesta de vinos diferente

La bodega de Dehesa de Luna produce sus vinos en una finca catalogada como reserva de Biodiversidad. En la actualidad, este espacio de producción cuenta con más de 3.000 hectáreas habitadas por fauna autóctona como águilas imperiales, avutardas y perdices rojas, entre otras especies, según explican los responsables de la bodega.

En pleno corazón del Campo de Montiel, el viñedo crece rodeado del cultivo de olivos, almendros, pistachos, cereales, y de 2.000 hectáreas de bosque mediterráneo poblado de encinas, sabinas, retamas y romero.

Esta apuesta por la biodiversidad y el respeto por el entorno también se aprecia en los productos y las materias primas que se utilizan en la elaboración del vino, así como en el cristal elegido para embotellarlo o el medio de transporte utilizado para transportarlo. Todo con el objetivo de ofrecer los mejores vinos, respetando el medio ambiente y protegiendo el espacio y el valor de los recursos de las tierras donde se producen. En definitiva, una forma diferente de hacer vino de calidad.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *