Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Economía  >  Artículo que estás leyendo

Consejos para invertir en criptomonedas: Qué es Ethereum, la moneda que puede sustituir al Bitcoin

Por   /  junio 8, 2017  /  No hay comentarios

El uso de las tecnologías como medio para producir ingresos económicos se vuelve cada vez más popular dentro de una sociedad adicta a la innovación. En la última década se ha incrementado en gran porcentaje el número de personas que se dedican a trabajar a través de sus computadoras vía Internet. Esto ha dado origen a todo un mercado laboral en línea que tiene alcance internacional y que presenta un mundo de oportunidades de crecimiento económico y profesional.

Ethereum

Sin embargo, hoy en día, con la incorporación de tecnologías más avanzadas y de conocimientos técnicos sobre informática y programación, se ha desarrollado un nuevo método para generar ingresos a través de Internet con las denominadas criptomonedas, las cuales representan medios de pago digitales con soporte totalmente electrónico.

La principal criptomoneda con mayor implementación a nivel internacional es el Bitcoin, sin embargo, posteriormente a la popularización de esta, se ha diversificado el mercado con la creación de otras criptomonedas de diferente naturaleza y origen.

Si bien el Bitcoin es innegablemente la más importante de estas monedas por su tiempo de experiencia y aceptación, es también cierto que otras tecnologías como el Ethereum están adquiriendo gran popularidad e importancia gracias a una serie de beneficios que ofrece a los mineros.

Como decíamos, este último ha atraído a gran cantidad de usuarios gracias a sus aplicaciones y herramientas adicionales. La principal característica de Ethereum es su descentralización. Se encuentra conformado por un protocolo, una plataforma, un lenguaje de programación y una criptomoneda llamada Ether que en conjunto permiten la creación de todo tipo de aplicaciones que pasarían a formar parte de un ordenador mundial al que tienen acceso programadores de todo el mundo a través de los contratos inteligentes.

Tanto Bitcoin como Ethereum son protocolos con características especiales que los diferencian de los demás. Así como también utilizan de igual manera el sistema Pow (Proff of Work o prueba de trabajo) para sus comprobaciones, lo que les aporta mayor independencia al no necesitar estar ligados a ninguna organización central, permitiendo a sus participantes realizar transacciones directas entre pares.

Por otra parte, entre las diferencias que existen entre estas dos criptomonedas, resaltan que el Bitcoin establece un límite de monedas totales establecido en la cantidad de 21.000.000 mientras que Ethereum no tiene límite alguno. Esto significa que llegará un momento en que no se generarán más Bitcoins, lo que se traduce en una complicación para los bienes y servicio que con él se compran, mientras que el carácter ilimitado de Ethereum lo aleja de la naturaleza deflacionaria que Bitcoin ha demostrado tener.

Otra principal diferencia entre Bitcoin y Ethereum es que la primera tiene un tiempo establecido por bloque de diez minutos, mientras que el tiempo estimado por bloque en Ethereum es de doce segundos. Estos rápidos bloques significan confirmaciones en menor lapso de tiempo.

En este sentido, estas monedas se diferencian también en que más de dos tercios de todos los Bitcoins disponibles ya se encuentran minados, mientras que Ethereum formó su capital inicial con una preventa de la cual sólo la mitad ha sido minada.

En esta preventa la distribución de los Ether se hizo de la siguiente forma:

  • Fueron creados 60 millones de Ether para los contribuyentes.
  • Se destinaron 12 millones para el fondo de desarrollo.
  • Cada bloque crea 5 Ether en un lapso de entre 15 y 17 segundos.
  • La recompensa “tío” envía de 2 a 3 Ether a los mineros que hayan sido capaces de solucionar su bloque sin que haya sido incluido.

Cuando hablamos de las ventajas del Ether frente a Bitcoins, es necesario resaltar la implementación de los contratos inteligentes. En este sentido, el total funcionamiento de Ethereum está basado en los llamados contratos inteligentes, los cuales son acuerdos que pueden ser creados arbitrariamente por los usuarios, para regir sus transacciones.

Este tipo de contratos cumplen el mismo objetivo de los contratos tradicionales, pero consistente en una pieza de código software de ejecución automática de acuerdo a las normativas establecidas por los contratantes. Al ser de ejecución automática, estas cláusulas digitales garantizan la transparencia y seguridad de las transacciones realizadas con Ethereum.

La aplicación de estos contratos inteligentes representa una de las mayores ventajas de comprar Ethereum, puesto que aportan un alto grado de seguridad a las transferencias por cuanto no pueden ser modificados ni falsificados al encontrarse distribuidos en una red de programadores y no un servidor central.

Al poder ser desarrollados de acuerdo a las necesidades de cada uno de los participantes, los contratos inteligentes aplicados por Ethereum permiten un amplio catálogo de posibilidades en cuanto a aplicaciones y transacciones se trata. A diferencia de Bitcoin que se caracteriza por ser más rígido y limitativo.

La rapidez con la que Ethereum ha desarrollado casi un sinfín de aplicaciones de diferente naturaleza y complejidad, así como la facilidad y sencillez que hacen más accesible el diseño de aplicaciones con su plataforma, lo convierten en una atractiva alternativa para quienes están interesados en incursionar en el mundo de las criptomonedas.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *