Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Deportes  >  Artículo que estás leyendo

Consejos para practicar running: La importancia de estar bien hidratado

Por   /  septiembre 4, 2017  /  No hay comentarios

La fiebre por el running está llegando a límites insospechables. Sea cual sea la hora del día en la que salgas a la calle lo más probable es que veas a alguien corriendo sobretodo si se trata de un terreno adecuado y sin demasiadas pendientes. En caso de que a ti también te pique el gusanillo y decidas salir a realizar esta saludable actividad cardiovascular es fundamental aplicar varios consejos. Algunos de ellos son tenidos en cuenta por la mayoría de corredores, sobretodo los de comprar unas zapatillas de correr en don deporte que sean totalmente fiables y disponer de ropa reflectante siempre que se lleva a cabo el footing de noche. Sin embargo, existe una recomendación que ciertos amantes de este deporte omiten: hidratarse correctamente durante la práctica del running.

Es habitual escuchar a las personas que salen a correr con frecuencia alegar diversos motivos que les llevan a no beber algún líquido elemento durante el ejercicio: no tener sed, riesgo de que aparezca el temible flato, percepción incorrecta de que no sudan lo suficiente como para requerir una hidratación adicional, etcétera. Independientemente de la cantidad de kilómetros que recorras en tus rutas es de vital importancia no caer en este tipo de errores, ya que en caso de deshidratarte corres el riesgo de marearte e incluso acabar sufriendo una dura caída que derive en problemas mayores. Así pues, no conviene esperar a tener sed para echar un trago de agua o de cualquier otro líquido que lleves junto a ti, puesto que dicha sensación es la clara muestra de que el cuerpo está pidiendo a gritos una hidratación inmediata.

Otro indicativo que no conviene utilizar en demasía es el del sudor. Muy pocos runners son capaces de calcular con precisión la cantidad de líquidos que han perdido con el objetivo de compensarlo bebiendo para recuperarlos. Además, aquellas personas que piensan que no sudan mucho terminan optando por no ingerir ningún tipo de líquido, acción totalmente desaconsejada por los profesionales de la salud que alertan ante los riesgos de efectuarla. Y es que el cuerpo necesita estar bien hidratado durante el transcurso de todo el día, requiriéndolo más si cabe al practicar una actividad física tan intensa como la de salir a correr.

Aquí no terminan los factores que inciden en algunos corredores omitiendo la recomendación de beber para reponer los líquidos perdidos a lo largo de los trayectos realizados a alta velocidad. Los mismos también acostumbran a mencionar el hecho de que les resulta incómodo transportar el recipiente que contiene el líquido elemento a ingerir. Sin embargo, lo cierto es que con un cinturón adecuado que cuenta con acoples no surge molestia alguna en los movimientos realizados, existiendo solamente el inconveniente del peso añadido, el cual va reduciéndose considerablemente conforme procedes a hidratarte.

Adicionalmente determinados runners se muestran contrarios a beber durante las sesiones de footing e incluso justo antes de las mismas para que no haga acto de aparición el doloroso flato. Ingerir líquido conforme se produce una actividad deportiva no es sinónimo del surgimiento de dicho dolor abdominal, pero deben tenerse en cuenta una serie de aspectos como los de respirar correctamente y no excederse en las cantidades de agua tomada. Por otra parte, es fundamental ir adaptando el cuerpo poco a poco para que se acostumbre a la ingesta del producto que hayas elegido para tu hidratación.

A la hora de escoger el mismo en caso de que quieras evitar quebraderos de cabeza lo mejor es optar por agua cuya temperatura ronde los doce grados centígrados. Aun así debes tener presente que en el mercado existen multitud de líquidos que aportan los mismos beneficios e incluso algunos adicionales, sobretodo las bebidas isotónicas. Independientemente del producto por el que optes es esencial que los carbohidratos en total estén próximos al seis por ciento, asegurándote así de que el organismo absorbe bien los elementos en cuestión aportando sus respectivos beneficios que no tardarán en hacerse patentes no solamente durante el transcurso de la ruta, sino también al finalizarla.

Después de concluir una satisfactoria y placentera sesión de footing no debe olvidarse un aspecto que tiende a ser obviado por algunos corredores: la piel. La misma se habrá desgastado considerablemente sobretodo en determinadas épocas del año, así que conviene repararla por medio de una profunda hidratación como la que brinda el aloe vera. En caso de escoger la mencionada planta para devolverle a tu tez el buen estado que la caracteriza no es recomendable adquirir aquellos botes en los que el porcentaje de dicho producto es muy escaso, puesto que los mismos suelen aportar ingredientes adicionales como alcoholes y perfumes que afectan negativamente a la piel. Así pues, la opción ideal consiste en romper tallos de tu propia planta de aloe vera y echarte por la cara la sustancia que emerge de ella, logrando así una tez perfectamente hidratada que estará lista para la próxima salida de running.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *