Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  La Revista  >  Artículo que estás leyendo

Consejos para tener una relación de pareja saludable

Por   /  agosto 29, 2017  /  No hay comentarios

Tener una relación de pareja saludable y feliz, basada en el respeto, en la comunicación y en la confianza del uno en el otro, es un aspecto esencial para una buena convivencia y para que el amor dure mucho tiempo. Para conseguir esto, es necesario mantener ciertos hábitos y se requiere esfuerzo y tiempo, no es algo que se consiga de la noche a la mañana.

Relación de pareja

A continuación, te proponemos una serie de consejos muy útiles y fáciles de llevar a cabo, que te pueden ayudar a que tu relación sea sana, fuerte y una fuente de emociones positivas, evitando los malos hábitos y el malestar, que podrían estar deteriorándola.

Tener una buena comunicación

Una comunicación adecuada es un aspecto esencial para mantener la pareja. Es necesario aprender a dialogar, a discutir de forma saludable y a ceder cuando sea necesario. De esta forma, de cada discusión siempre se puede sacar algún aspecto de provecho, se aprenderá algo más sobre la pareja y poco a poco, se conseguirá ir afianzando la relación.

Es posible aprender a discutir de una manera adecuada, siguiendo una serie de pautas muy sencillas. En primer lugar, es conveniente dejar a un lado los reproches y los recores que se tengan hacia la pareja, ya que lo único que se logrará es caer en un círculo vicioso. Lo mejor es hablar sobre hechos concretos y no tratar y mezclar varios temas a la vez, evitando hacer generalizaciones, como, por ejemplo “tú nunca haces nada”, “siempre haces lo mismo”, etc.

Por otro lado, al hablar, intenta expresar cómo te sientes, evitando acusar al otro de lo que hace. También conviene que le pidas a tu pareja lo que quieras que cambie, explicando cómo te hace sentir. Además, siempre hay que evitar discutir cuando estamos demasiado cabreados y es importante hablar con un tono afable y sereno.

El sexo también es importante

El sexo es un aspecto muy importante en una relación, y hay que cuidarlo como tal, ya que se trata de un elemento de conexión entre dos personas. Para cuidarlo, es conveniente no caer en la rutina y mantener siempre la pasión. Intenta siempre estar actualizada en cómo hacer el amor a un hombre para complacerlo y volverlo loco. También se puede aprender a ser una buena amante, con la confianza necesario y sabiendo lo que le gusta en la cama. Hay que cuidar todos los detalles que envuelven al sexo, incluidos los momentos anteriores. Por ello, se puede preparar una buena cena o vestirte de forma provocativa, lo que hará que te sientas deseada y aumentará además tu confianza.

Para evitar la rutina, se puede recurrir a los juegos sexuales o a los juguetes eróticos, que ayudarán a que aumente la pasión y la excitación en las relaciones sexuales.

Compartir tiempo con la pareja

Muchas veces, es difícil sacar algo tiempo libre para estar con la pareja, debido al trabajo, a los hijos, al ajetreo del día a día, etc. A pesar de las obligaciones que tengamos, siempre es necesario tener,  al menos, un rato, para pasar tiempo con él, y debe ser tiempo de calidad, en el que ambos disfrutéis. Puede ser una escapada de fin de semana, ver una película en la tele o en el cine, o vuestra serie favorita, una cena romántica, o simplemente, tener un rato para charlar sobre vuestro día. De esta forma, se creará un vínculo entre los dos y una conexión de mayor profundidad. De no ser así, poco a poco, la relación se puede ir desgastando y os podéis acostumbrar a vivir sin el otro y la confianza se irá perdiendo a la larga.

Apreciar lo bueno que tiene tu pareja

Los seres humanos, por lo general, tendemos a expresar más los aspectos negativos que los positivos de las demás personas, aunque también veamos su parte positiva. Para mantener una relación de pareja saludable, conviene no olvidarnos de demostrar a menudo estos aspectos positivos, apreciando lo bueno que tiene para nosotras y haciéndoselo ver. De este modo, además, se evitarán algunas discusiones y el ambiente entre los dos será mucho más relajado.

Evitar hacer comparaciones

Las comparaciones pueden llegar a ser muy dañinas en una relación. No es saludable estar continuamente comparando vuestra pareja con las demás parejas, con los detalles románticos que tienen otros hombres o con cómo se comportan o cómo son con sus mujeres. En realidad, las parejas más felices saben apreciar lo bueno que tiene el otro y se centran en ellas mismas. Este es un problema que se ha acentuado en los últimos años, sobre todo con el desarrollo de las redes sociales, donde muchas parejas muestran su supuesta felicidad, y aparentan una relación de pareja perfecta. Sin embargo, hay que ser consciente de que no todo lo que se muestra concuerda con la realidad y de que debemos centrarnos más en nosotros.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *