Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  La Revista  >  Artículo que estás leyendo

Créditos online destinados a personas cuyos nombres figuran en listados de morosos como ASNEF

Por   /  diciembre 26, 2018  /  No hay comentarios

Los préstamos en línea no solo son reconocidos por su velocidad y sencillez, sino también por los diferentes tipos que existen, como el que está orientado a esta clase de clientes

Entre las muchas virtudes de los créditos online, que iremos comentando a lo largo del artículo, se cuenta esta tan interesante. Ello se debe a que la mayoría de entidades deniegan el crédito a quienes están incluídos en estas listas, incluso cuando tal cosa se haya producido de manera excepcional o aun injusta. Así, la modalidad online permite adquirir minicréditos con ASNEF, de manera que se puedan pagar dichas deudas y así conseguir que se borre nuestro nombre.

Hay que tener en cuenta que esa es la forma de conseguirlo, por lo que si nos plantean la opción de recurrir a algún “truco” o nos solicitan un dinero adelantado con objeto de gestionar dicho borrado de nuestros datos, desde ya te advierto de que nos están queriendo engañar.

¿Por qué escoger los créditos online por encima de otros créditos?

Entre otras cosas, porque a veces no queda más remedio. Pero eso no significa que estos créditos sean una alternativa a la desesperada. Al contrario, es gracias a la variedad de posibilidades que ofrecen y al modo en que se adaptan a la situación económica actual que haya mayor cantidad de situaciones en las que nos vendrá bien elegirlos.

Así pues, no solo son valiosos cuando buscamos minicréditos con ASNEF y RAI, sino también en muchas otras ocasiones donde la premura sea un requisito irrenunciable. Estamos hablando de una de las cosas que definen a estos créditos: las sumas relativamente pequeñas, ideales sin embargo para afrontar cualquier imprevisto o deuda puntual, y la velocidad con que se tramitan y reciben.

Esa variedad que citamos antes es otro punto a valorar, siendo que a raíz de la misma han nacido los minicréditos con ASNEF nuevos, orientados a resolver una problemática que aflige mucho al conjunto de la ciudadanía en estos momentos. En tanto que otras entidades financieras se muestran indiferentes a las exigencias de la situación actual, los prestamistas online se adaptan a ellas, en auxilio de los internautas. Tristemente, de esto se aprovechan los estafadores para hacerse pasar por prestamistas legítimos, pero si tienes cuidado de informarte acerca de la entidad, sus condiciones y trasfondo, antes de hacer nada, todo irá bien. Cuando dudes, consulta la legislación y a la administración pública competente.

Ahora bien, ¿son estas las únicas razones por las que tienen tanta popularidad? Claro que no. El hecho de que apenas sea necesario atravesar trámites para poder solicitarlos es otro punto a favor, ya que por lo general una vez has elegido el tipo de crédito online que necesitas, bastará con rellenar una solicitud y el dinero se pondrá en movimiento.

Y la inclusión en un registro de presuntos morosos no es la única circunstancia especial en la cual puedes encontrarte para solicitar la ayuda de los prestamistas online. De nuevo en relación con los cambios experimentados por nuestra sociedad, la figura del trabajador freelancer es muy frecuente hoy en día, y estos cuentan con ingresos, en ocasiones superiores a los de la nómina promedio, pero al no tener, precisamente, una nómina, los prestamistas ajenos a estas nuevas formas desdeñan su solvencia económica.

Aparte nos encontramos otras variantes, como entre ellas los créditos que no requieren de aval, por lo que siempre es buena idea estudiar cada alternativa con detenimiento.

¿Tengo que preocuparme por los estafadores?

Claro. Siempre, vayas donde vayas y busques lo que busques, habrá alguien deseoso de engañarte. En unos entornos les resulta más fácil, en otros menos. Pero ser cuidadoso nunca será una mala idea.

Antes hablamos de que los estafadores online se adaptan a los cambios con semejante habilidad a como lo hacen los prestamistas de confianza. Esto supone que en cualquier búsqueda corras el riesgo de topar con alguna oferta maliciosa que pretenda hacerse pasar por buena.

Sin embargo, las mentiras tienen las patas cortas y, yendo con cuidado, no hay nada que temer. Tan solo necesitas asegurarte de que el prestamista está registrado como es debido, no tiene ni ha tenido problemas con la justicia, y cuenta con usuarios antiguos y actuales que, de forma fiable, puedan contar su experiencia.
Respecto a eso hay que tener en cuenta que se pueden crear perfiles falsos o pagar a usuarios para que hablen bien de la propia compañía o mal de la competencia. Vergonzoso, sí, pero ocurre. Así que si vas a confiar en la palabra de otra persona, mejor que sea alguien a quien conozcas de primera mano, o cuya fiabilidad conozcas. No tienen la misma credibilidad un perfil reciente que apenas comenta algunas cosas que parecen “reseñas positivas genéricas”, que usuarios consagrados y bien conocidos en su entorno, que tienen una actitud normal y dan su opinión acerca de muchos temas diversos, siendo además capaces de exponer su experiencia o postura como lo haría una persona que de verdad haya contratado un servicio, en lugar de una que lo está dispensando.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *