Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  La Revista  >  Artículo que estás leyendo

Cuidados sanitarios ante una lesión de espalda

Por   /  diciembre 27, 2018  /  No hay comentarios

Dentro de los problemas que pueden afectar la salud de cualquier persona, destacan los dolores de espalda. Estos en su mayoría son ocasionados debido a malas posturas en el momento de realizar alguna tarea laboral. También suele ocurrir en el momento de ejercitarse la espalda.

Esto se debe principalmente a las malas posturas que se suelen adoptar. El debilitamiento muscular al hacer abdominales y practicar algunos deportes también es un factor importante. Pasar largo tiempo de pie o sentado, contribuye de igual forma a las lesiones de espalda. Lo mismo sucede cuando se llevan a cabo actividades físicas que no se realizan con regularidad, tales como levantar objetos muy pesados.

Por otra parte, los tropiezos y caídas son una causa de lesiones de espalda menores. Mientras que los accidentes de mayor magnitud, como por ejemplo un accidente automovilístico pueden generar problemas graves. El estrés excesivo es otro aspecto que puede conllevar a este tipo de padecimiento.

En cualquier caso, las lesiones de espalda causan dolores intensos que pueden afectar a la rutina diaria de quien los sufre. Lo ideal es tomar las medidas preventivas necesarias para evitar tales lesiones. Sin embargo, una vez se ha lastimado el área sólo resta velar por una rápida y eficaz recuperación.

En este sentido, existen una serie de cuidados sanitarios recomendados por los especialistas de la salud, a fin de tener una feliz mejoría. Desde luego, antes de llevar a cabo tales cuidados, se debe acudir al médico para una valoración adecuada de la situación. El diagnóstico adecuado es tan importante como su tratamiento. Así, durante la evaluación médica es normal la práctica de test y exámenes mecánicos.

En este sentido, los centros médicos suelen ser la mejor opción. Pues, estos lugares no sólo cuentan con fisioterapeutas capacitados, como es el caso de NBSalut sino que, también disponen de los mejores instrumentos. De esta forma, se logra medir la fuerza muscular y otros indicadores importantes.

Así, una vez determinado la causa y naturaleza de la lesión es posible seguir el tratamiento adecuado. Este debe ir acompañado de cuidados sanitarios básicos que propicien la recuperación del paciente.

Mantener el peso adecuado

Tras sufrir una  lesión en la espalda, es aconsejable velar por mantener el peso adecuado. Pues, según la edad y estatura de cada individuo, la espalda puede soportar una determinada cantidad de peso. Si no se vigila este aspecto, se fuerza a la espalda a llevar una carga mayor de la que debería. En consecuencia, aumenta la presión y tensión sobre lo músculos, agravando la situación y entorpeciendo la recuperación.

El tener un peso adecuado con relación a tu edad y estatura ayuda a mejorar cualquier tipo de lesión, ya que el sobrepeso hace que tu espalda cargue más y aumenta la presión y tensión muscular.

Vigilar la postura

Es un hecho conocidos por todos que la columna debe permanecer recta. Esto no sólo evita dolencias a nivel de la espalda. También protege la salud del cuello y coadyuva en el proceso de oxigenación. Por tal razón, es clave evitar movimientos o posiciones incómodas, que no resultan naturales para el organismo. De igual forma, se aconseja evitar levantar objetos muy pesados.

Se debe prestar particular atención al realizar acciones como caminar, dormir o trabajar. Pues, estas actividades suelen realizarse durante tiempos prolongados. Una higiene postural pobre tiene consecuencias severas a corto, mediano y largo plazo. En especial, si se está en proceso de sanación por una lesión previa.

Ingesta de analgesicos

Cuando se trata de lesiones de espalda leves, el uso de analgesicos orales constituye un estupendo paliativo contra el dolor. En este sentido, el paracetamol y el ibuprofeno se presentan como los medicamentos más empleados por los pacientes con dolor en esta área. Estos también contribuyen en el tratamiento de la inflamación localizada.

Por otra parte, las lesiones de mayor gravedad pueden requerir de medicamentos más potentes. En estos casos el médico se encargará de suministrar la receta con sus respectivas indicaciones.

Realizar ejercicios físicos

Realizar ejercicios de bajo impacto puede ofrecer resultados favorables en los regímenes para superar lesiones de espalda. Estos permiten fortalecer los músculos de abdomen, espalda y glúteos. De esta forma, se previenen nuevas lesiones y se acelera la recuperación del problema presente.

Para ello, se deben seguir las indicaciones de un médico certificado, a fin de realizar la rutina más adecuada. Pues, de lo contrario lejos de obtener una pronta mejoría, se puede empeorar la situación física.

En general, se recomienda una rutina tres veces por semana de ejercicios tales como planchas abdominales, dead bug, entre otros. Además, se deben incluir los estiramientos respectivos.

Recibir terapia

En general, las lesiones de espalda sana en pocas semanas siguiendo los simples cuidados que se han indicado anteriormente. Sin embargo, en ocasiones será preciso recurrir a la fisioterapia para una completa recuperación.
Esta rama de la medicina puede emplear diversos tratamiento para sus fines, los cuales serán precisados por el especialista. Incluye ejercicios terapéuticos, masajes y otros tratamientos implementados a través de medios físicos.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *