Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Tecnología  >  Artículo que estás leyendo

Di adiós a los móviles en clase

Por   /  septiembre 7, 2018  /  No hay comentarios

A pesar de que en España no hay regulación por parte de las autoridades educativas en cuanto al uso de dispositivos electrónicos personales en el aula; cada centro educativo podrá decidir sus políticas.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE)  uno de cada tres niños de 10 años posee móvil, hasta los 13 años, el 78,4%, y entre los 15 años, el 90%. No hay datos oficiales de cuántos colegios permiten el uso en clase y tampoco del número de educadores capacitados para emplearlo como herramienta didáctica.

Esto fue motivado gracias al anuncio hecho por el ministro de Educación francés Jean-Michel Blanquer, quien prohibió totalmente la utilización de teléfonos móviles en colegios de primaria y secundaria de su país. Según afirmó el mandatario es “un mensaje de salud pública para las familias“. Lamentó igualmente que los estudiantes prefieran pasar tiempo mirando su teléfono que jugar durante el recreo.

Por su parte, el embajador de Francia en España Yves Saint-Geors, expuso que cuando entre en vigencia la normativa, las escuelas francesas serán libres para decidir si dicha prohibición es absoluta o únicamente se permitirá con fines didácticos, ajustándose a la reglamentación.

Un informe publicado por la Comisión Europea en 2018, señala que hay estudios relacionados con el tema pero no son concluyentes, aún hacen falta pruebas y recoger más datos para saber cuáles son las consecuencias.

Di adiós a los móviles en clase

Otro trabajo de la Unesco sobre aprendizaje móvil publicado en 2012,  ya indicaba sobre los riesgos de emplear Smartphone en el aula porque aíslan, distraen y contribuyen al acoso o bullying entre los niños y jóvenes. Aunque recalcaba el potencial pedagógico que logró mejorar la participación de los estudiantes en clase y beneficiar el trabajo en equipo.

Una colaboradora e investigadora de tecnología educativa en la Universidad Roviri i Virgili midió el impacto de los dispositivos en la enseñanza en 29 colegios públicos, comprobando y afianzado otros trabajos cuyos resultados arrojaron que la diversa gama de información, vídeos, páginas y aplicaciones que aportan los aparatos, mejoran tres competencias: la digital, trabajo en grupo y libertad en el aprendizaje.

La experta señala que en países donde sus institutos aplican métodos innovadores, estos asumen la responsabilidad de instruir sobre el uso de las tecnologías,  no dejan ese compromiso a las familias. Los planteles educativos no están ajenos y niegan solamente.

Los profesores deben actualizarse, enseñar a emplear el móvil como una útil herramienta de búsqueda de información para compartir conocimientos.

Una adicción tecnológica

También es llamada adicción sin sustancia, según la Asociación Proyecto Hombre.  Los jóvenes  fascinados por las nuevas tecnologías comienzan a mostrar cambios en su conducta, abandonan las tareas escolares y domésticas, muestran apatía, pasividad por el entorno, desorganización, alteración del sueño y conflictos familiares.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *