Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Deportes  >  Artículo que estás leyendo

Un domingo cualquiera en la Fórmula 1

Por   /  septiembre 5, 2017  /  No hay comentarios

Y transcurrió una jornada más en el Gran Premio de Monza y en este domingo cualquiera pasaron varias cosas dignas para el análisis.

Primeramente, parece que Mercedes está tomándole (una vez más) la medida al campeonato y lo de Monza ha sido un golpe de autoridad sobre la mesa. No es para menos, triunfaron en la que era en teoría la “cueva del lobo” es decir, la casa de Ferrari, siendo esto un golpe durísimo para la escudería roja porque además su piloto estrella, Vettel, ha visto relegada su posición de privilegio en la tabla de pilotos.

Un campeonato más y las cosas por ahora, parecen ponerse mal para Lewis Hamilton, que en estos años ha tenido el tino de acertar o lo que es lo mismo, saber estar en el momento debido para la gran oportunidad.

Unos nacen con estrellas y otros estrellados

Fernando Alonso tuvo un comienzo fulgurante en la fórmula 1, se llevaba todos los elogios, estaba destinado a ser el próximo dictador de la categoría reina de la velocidad y eso por su talento.

Es más, todavía muchos dicen que el piloto asturiano es puro talento, como pocos se han visto en la historia de la fórmula 1. Pero una serie de malas decisiones lo han colocado en una posición secundaria o quizás terciaria.

Max Verstappen y la Formula 1

Y es que da la impresión de que todo comenzó a ir mal cuando Alonso decidió cambiarse de bando, basta que él se vaya y que compañía que ha dicho adiós comience a crecer, Ferrari es un nombre que viene a la mente.

Lo que pasó ayer fue surrealista y es que el Lotus en el que se sentaba Alonso para el desfile inicial no quiso arrancar, como ha sido esta temporada y las anteriores y sí, está marcado por el destino y ya parece que sea tarde en su carrera para intentar algo meritorio en la Fórmula 1. Jolyon Palmer acudió después en su auxilio, pero este parece ser el hábitat del asturiano y la huella que llevará en estos años por venir (al menos no es la fama que se granjeó un tal piloto llamado Pastor Maldonado).

Si hay alguien que gustó por su atrevimiento al cambiar el guión de la carrera, por su descaro y enorme autoestima, ese es Max Verstappen.

Una lástima que se topó con Felipe Massa, uno de esos pilotos que no cede ni un centímetro para que los demás lo puedan adelantar y es que al brasileño poco la importa ir a la velocidad de tortuga y que los demás vayan como el “Rayo McQueen”.

Eso sí, quien apunta maneras es Daniel Ricciardo, quien está llamado a realizar cosas grandes en el futuro. Este piloto es un soplo de aire fresco porque es sociable, abierto, siempre sonriente y colaborador, además, es muy cerebral y es la razón por la que está en la cuarta posición de este mundial.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Por:
  • Última modificación: septiembre 5, 2017 @ 11:55 am
  • En la categoría: Deportes

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *