Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Internacional  >  Artículo que estás leyendo

El Gobierno de Theresa May se tambalea a causa de la política de “ambiente hostil” contra los inmigrantes

Por   /  mayo 2, 2018  /  No hay comentarios

Theresa May se ha visto obligada a afrontar su cuarta crisis de gobierno en 6 meses, en este caso producida a causa de la política de “hostilidad” hacia los inmigrantes, la cual promovió antes de llegar a Downing Street.

Además, la renuncia de Amber Rudd a su cargo de secretaria de Interior deja en una posición sumamente delicada a May.

May trató de separarse del escándalo político, argumentando que Rudd renunció sencillamente “porque ofreció información errónea al Parlamento”. No obstante, la líder conservadora estuvo obligada a enfrentar tres veces una embarazosa pregunta: “¿Usted no va a renunciar?” mientras se encontraba en Trafford durante un acto de campaña frente a las votaciones locales que se celebrarán el 3 de mayo, donde su cuestionado liderazgo estará nuevamente en juego.

La polémica de la generación Windrush

La drástica política migratoria promovida por May, se encuentra pasándole una rigurosa factura en los periodos más difíciles de su gobierno.

La polémica explotó frente a la multitud de casos de la generación Windrush o inmigrantes Commonwealth, los cuales llegaron a Reino Unido durante la posguerra y últimamente han estado sufriendo un continuo acoso.

Se cree que May es la mente detrás de esta campaña “hostil” contra los inmigrantes ilegales que de manera indirecta ha salpicado a los europeos que se encuentra en suelo británico y es que las deportaciones de individuos pertenecientes a la UE han aumentado significativamente desde el año 2010.

La polémica de la generación Windrush

Los analistas insisten en que debido a que todo lo que se encuentra saliendo a la luz, resulta ser consecuencia de las medidas promovidas por May, en su discurso polémico durante la conferencia del Partido Conservador en 2015, insistió en el tema del “ambiente hostil” e indicó que con una inmigración tan elevada resulta imposible crear una sociedad cohesiva”.

Durante el acto electoral en la periferia de Manchester, May señaló: “Las personas desean cerciorarse de que actuamos ante la inmigración ilegal” y estuvo obligada a responder por los excesos que su Departamento cometió contra los inmigrantes pertenecientes a la generación Windrush, los cuales llevan más de 50 años dentro de Reino Unido.

Por lo que indicó: “Son británicos y forman parte de nuestra sociedad y han estado envueltos en esta situación que les ha provocado una inmensa ansiedad, por eso ayudaremos a estas personas a obtener los documentos que requieran”.

Medida simbólica

Curiosamente, la principal medida simbólica tomada por el nuevo secretario de Interior, Sajid Javid, fue sepultar la proclama realizada antiguamente por May, señalando: “No utilizaremos el término “ambiente hostil” porque no representa nuestros valores” y al mismo tiempo garantizo que cada una de las personas que fueron afectadas por la polémica de la generación Windrush tendrán un tratamiento “justo y decente”.

 

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *