Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Economía  >  Artículo que estás leyendo

La brecha autonómica de la pobreza

Por   /  septiembre 11, 2019  /  No hay comentarios

Actualmente según el Instituto Nacional de Estadística (INE), una de cada cinco personas que vive en el territorio español está en condición de pobreza y la mayoría de sus habitantes únicamente reciben la renta mínima autonómica ya que no cuentan con ingreso o están excluidos socialmente.

Para favorecer la inclusión laboral y luchar contra la pobreza las sociedades autónomas están apoyando con una renta mínima a los españoles para que se mantengan. En una década la cifra de habitantes beneficiados ha aumentado a 780.000.

La Fundación de las Cajas de Ahorros, Funcas, explica en su informe publicado en una famosa revista que en las CCAA las rentas mínimas y los requisitos para acceder a ellas son diferentes, debido a que el sistema se maneja por territorio: son 2 ciudades autónomas y 17 comunidades que tienen que cumplir 19 normativas.

Calcula la fundación que la renta mínima promedio es de €450 euros, mientras en el País Vasco es de €672,7 euros y la cifra más módica la recibe la Comunidad Valenciana (€388 euros).

En función de la composición interna de cada colectividad existen dos asistencias: las complejas que se otorgan de acuerdo al tamaño de la familia y las simples por el número de personas que conviven en el núcleo familiar.

El problema mayor es la manera de calcular los importes; hay CCAA cuya renta la establecen tomando del Salario Mínimo Interprofesional un porcentaje como por ejemplo Castilla-La Mancha, La Comunidad Valenciana y el País Vasco.

Por otra parte, localidades como Aragón y Navarra la cantidad es fija; en el caso de Andalucía, Cantabria, Castilla y León y La Rioja la referencia es el indicador público de rentas de efectos múltiples y en Cataluña poseen su Indicador de Renta de Suficiencia.

Funcas advierte grandes diferencias, por ejemplo “En Extremadura una ciudad cuya pobreza es alta la renta de inserción e importe son mínimos en comparación con Navarra donde la tasa de pobreza es más baja y la renta  es mayor así como el tiempo del otorgamiento.

Asimismo agrega el organismo encargado de las Cajas de Ahorro, que valorar los programas de rentas se dificulta no sólo por la división territorial, sino por la finalidad que persiguen los mismos como son la inserción laboral y reducción de la pobreza.

En el primer caso esta se logra de manera parcial por la falta de empleos dignos y onerosos, en el segundo caso cuando la renta es significativa la pobreza disminuye que es en realidad lo que se desea.   

Funcas también en su estudio descubrió una “cronificación de las prestaciones en ciertas viviendas principalmente las vulnerables” y con una insuficiente posibilidad de inserción laboral. Además esta cronificación convive con la rotación de dichas prestaciones.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Por:
  • Última modificación: septiembre 11, 2019 @ 9:46 am
  • En la categoría: Economía

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *