Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Economía  >  Artículo que estás leyendo

La colusión y sus efectos negativos

Por   /  marzo 18, 2020  /  No hay comentarios

Existe un fenómeno económico en el que dos o más empresas de la misma industria deciden, por así decirlo, burlar la ley de la competencia entre ellas. Se realiza a través de un acuerdo suscrito entre un par de competidores que fijan precios de venta o compra de manera conjunta.

 Las partes que intervienen en esta práctica negocian un conjunto de condiciones  comerciales, como la reducción de la producción, la repartición de de un conjunto de mercados o consumidores. De esta manera es como logran limitar el efecto de la competencia, generando así  un aumento cuantitativo de sus ganancias. Este tipo de actividad ha sido denominada por los economistas como colusión.

El acuerdo en que consiste la colusión puede ser explícito o tácito. 

En el primer caso, los competidores mantienen comunicación entre ellos para definir las acciones a tomar de manera conjunta. En el segundo caso, las firmas no llegan a entablar ningún tipo de comunicación ni acuerdo consensuado entre ambas. Sin embargo, en algunos casos esto no es necesario ya que las compañías pueden llegar a identificar una relación de interdependencia.De esta manera, pueden entonces coordinar acciones estratégicas con tan solo reconocer su influencia mutua sobre el resto de las empresas y pasando por encima de la competencia.

Las instituciones públicas o privadas que se encargan de regular la competencia reconocen que la colusión de es una de las violaciones más importantes de la competencia que puedan existir. Es por este motivo que anualmente se destinan una gran cantidad de fondos y recursos a la investigación de esta actividad con el objetivo de realizar fuertes sanciones económicas a los participantes de un acuerdo de colusión.

Un ejemplo de colusión podría ser entablado por un par de empresas de la rama del transporte en donde se defina una tarifa mínima a ser cobrada a los usuarios. En este sentido, no es fácil poder determinar cuando las empresas incurren en esta actividad ya que estas con conscientes que es un procedimiento ilegal. Es por ellos que los participantes se cuidan las espaldas, evitando dejar algún tipo de evidencia.

En nuestro país la agencia de competencia, que en este caso es el ente encargado de investigar y sancionar este tipo de actividades comerciales, es  la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Agencia de competencia

Se trata de un organismo estatal cuya misión exclusiva es la defensa y la promoción de la competencia, debido a que es esta la que viene a definir los precios de las mercancías de acuerdo a la ley de la oferta y la demanda. Es por este motivo que es necesaria la existencia de una institución que se encargue de investigar este tipo de acuerdos de colusión, defendiendo así los intereses de todos los compradores y vendedores que se encuentran en el mercado.

A pesar de esto, las legislaciones de cada país en particular vendrán a establecer que acciones son consideradas como anticompetitivas y cuáles no.

Actividades sujetas a investigación

De manera general, estas son las principales actividades que las agencias de competencia suelen investigar:

– Acuerdos entre competidores donde se limite la acción de la competencia.

– Abuso de posición dominante.

– Restricciones verticales (acuerdos entre el cliente y el proveedor).

– Precios predatorios (precios de venta por debajo de los costos de producción).

– Negativa de venta.

– Estrechamiento de márgenes (puede ser producto de precios predatorios).

– Operaciones de concentración (la formación de monopolios).

Estas agencias deben estar sujetas a la vigilancia de un ente superior como un ministerio público o un parlamento. Sin embargo, como norma general es preciso que sea un ente descentralizado con personalidad jurídica y que pueda operar de manera independiente.

En España la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) entró en vigencia el 7 de octubre de 2013 y se encuentra sometida a la vigilancia del parlamento. Con la emisión de la Ley de Defensa de la Competencia se le atribuye a la CNMC funciones de instrucción, resolución y coordinación de acciones en materia de defensa y promoción de la competencia.

Así pues, es la encargada de garantizar la libre competencia entre los productores de mercancías y a su vez regula los mercados con el fin de proteger a los consumidores.

Antes del año 2013, esta agencia española  era denominada Comisión Nacional de la Competencia y se encontraba separada de los diversos órganos reguladores (Telecomunicaciones, Servicio Postal, Industria Audiovisual, Transporte Ferroviario).

Actualmente, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia trabaja de la mano con instituciones como la Comisión Europea, las agencias de competencia correspondientes a cada país miembro de la Unión Europea.

Aunado a ello, a lo interno del país, se realizan coordinaciones permanentes entre los gobiernos de las Comunidades Autónomas de España para la aplicación de las medidas de protección de la competencia y los consumidores en todo el territorio nacional.  

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *