Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Cultura  >  Artículo que estás leyendo

La cultura del silencio por parte de las religiosas

Por   /  febrero 8, 2019  /  No hay comentarios

El papel de las mujeres religiosas que han elegido hacer vida dentro de los recintos eclesiásticos por vocación, lleva consigo algún que otro problema. Arropadas con el manto del código del silencio y la resignación hasta cierto punto, lo cual ha contribuido a una situación de impunidad y falta de correctivos.

Recientemente fue publicado  un reportaje en el suplemento femenino del Osservatore Romano, diario oficial del Vaticano, que puso al desnudo los abusos de diversa índole a que han sido sometidas las religiosas.

La periodista Lucetta Scaraffia puso de manifiesto  en su publicación la explotación laboral, trato de servidumbre, menosprecio y discriminación al no permitírseles sentarse en la misma mesa que sirven, tratamiento de esclavitud y abuso sexual por parte de Obispos, Cardenales y Sacerdotes.

Las denuncias fueron realizadas de forma anónima por un grupo de religiosas que decidieron romper el silencio, hacer pública la problemática y decir ya basta, a lo que se sumó la Unión Internacional de las Superioras Generales, decididas a dar la señal de alarma sobre el trato inhumano y abusos sexuales y de poder que sufren las religiosas dentro de los recintos eclesiásticos, por parte de sacerdotes y Obispos.

El Papa Francisco reconoció por primera vez la denuncia durante su reciente viaje de regreso de los Emiratos Árabes Unidos, a lo que admitió la existencia de los abusos a religiosas denunciados y afirmando que eso sucede desde hace mucho tiempo y que se está trabajando en eso, con algunos casos de clérigos suspendidos.

Scaraffia, periodista muy respetada dentro del Vaticano, se encuentra desde el 2012 al frente de la primera publicación vaticana de “Mujeres, Iglesia y Mundo” dirigida a darle voz a la mujer y denuncia que son muchos los casos de monjas que han sido objeto de abuso laboral y sexual,  siendo éste último el de más graves implicaciones que incluye embarazos y abortos.

El papel de la mujer dentro de la iglesia católica sea de interlocución y no de sumisión, durante cinco años formó parte de una pequeña congregación en el norte de Italia, de la que se despidió colgando los hábitos, harta del autoritarismo de acuerdo con sus propias palabras.

Lazzarini es de la opinión, que como un aporte a dar pasos para la solución del problema, es darle mayor visibilidad y voz a la mujer escuchándola.

Aún no están visibles, este hecho quedó en evidencia en el Sínodo sobre los jóvenes celebrado en Octubre en el Vaticano, en cuyo documento final se hacia la recomendación de mayor presencia femenina en los órganos eclesiales a todos los niveles. Sin embargo ninguna de las mujeres que trabajaron en la asamblea tuvo derecho a voto.

Aún no están visibles, este hecho quedó en evidencia en el Sínodo sobre los jóvenes celebrado en Octubre en el Vaticano, en cuyo documento final se hacia la recomendación de mayor presencia femenina en los órganos eclesiales a todos los niveles. Sin embargo ninguna de las mujeres que trabajaron en la asamblea tuvo derecho a voto.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Por:
  • Última modificación: febrero 8, 2019 @ 1:34 pm
  • En la categoría: Cultura

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *