Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Internacional  >  Artículo que estás leyendo

La decisión de Trump sobre el acuerdo de Irán, amenaza seriamente el comercio Europeo

Por   /  mayo 16, 2018  /  No hay comentarios

La retirada de Donald Trump del acuerdo nuclear multilateral de 2015 con Irán, plantea desafíos complejos y trascendentales para Europa y en particular, para el Reino Unido.

Tras su retirada, notificó al mundo, que las compañías que hagan negocios con Irán, tienen entre tres y seis meses para cerrar cualquier transacción con el país, antes de enfrentarse a sanciones. Esta imprudente acción estadounidense, traerá  efectos geopolíticos preocupantes. Las democracias europeas, quieren proteger sus negocios y están estudiando planes dirigidos a luchar, contra esas sanciones.

La preocupación y la indignación, están creciendo entre los gobiernos europeos, ante la incertidumbre que enfrentan las empresas, con inversiones en Irán. Total SA, con sede en París, es la única gran empresa de energía occidental, que invierte en Irán, con una participación del 50,1% en el proyecto de 20 años de South Pars.

En el campo de gas natural, South Pars, ya ha invertido 90 millones de dólares, para ayudar a desarrollarlo, lo que no será compensado hasta el comienzo de la producción. De igual forma, Airbus, el fabricante de aviones con sede en Francia, ya ha comenzado a entregar aviones a Iran Air, bajo un contrato multimillonario.

La decisión de Trump sobre el acuerdo de Irán, amenaza seriamente el comercio Europeo

El ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, manifestó que Francia por cuestiones de principios y valores, no puede aceptar que los EE. UU, actúe como el policía económico mundial.

Irán es uno de los principales exportadores de petróleo del mundo, enviando más de 2,5 millones de barriles diarios en abril, a clientes de Asia y Europa, por lo que cualquier pérdida de suministros, aumentaría la restricción.

Cuando el entonces presidente Barack Obama impuso sanciones a Irán en 2012, secundado por un embargo de la Unión Europea, las exportaciones de crudo del país, se redujeron a la mitad. Por el momento, no está claro si ocurrirá lo mismo esta vez, ya que Francia, Alemania y el Reino Unido aún apoyan el acuerdo nuclear.

Las refinerías de la UE, importaron 421.000 barriles al día de crudo iraní el mes pasado, mientras que Turquía compró 252.000 barriles al día, según datos de la empresa de seguimiento de carga Kpler. Entre los países de la UE, Italia fue el mayor comprador, con 245.000 barriles al día.

Teherán también ha comenzado recientemente a exportar 100.000 barriles al día, de su crudo a Rusia.

Si el gobierno de EE.UU., permite reinstaurar las sanciones amenazando con congelar a los compradores de petróleo iraní, dejándolos fuera del sistema bancario estadounidense, podría ser muy difícil para las compañías, seguir haciendo negocios con Teherán.

Mientras tanto, Arabia Saudita, se ha comprometido a ayudar a estabilizar los mercados mundiales del petróleo, a raíz de la decisión, por parte de la administración Trump.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *