Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Economía  >  Artículo que estás leyendo

La eterna pesadilla de las deudas y como solucionarlo

Por   /  febrero 6, 2019  /  No hay comentarios

La deuda es un compromiso de pago obligado entre dos entidades y si se trata de una deuda de índole económica, también implica compromiso moral por parte del deudor.

Es un fenómeno muy generalizado y común en nuestra sociedad, que usualmente se produce cuando se adquieren bienes de diversa naturaleza, mediante créditos disponibles y se carece de los medios suficientes para sufragarlo.

Según los expertos la situación se complica debido a  que la financiación de un crédito conlleva un precio, lo que ciertamente supone el crecimiento de la deuda de una forma exponencial.

Por lo tanto se hace necesario concienciar a la Sociedad  sobre el uso responsable de las herramientas de crédito accesibles y evitar caer en una espiral de deuda.

Cuando ansiamos obtener un bien y se sobrepasa la conciencia de no tener el soporte financiero necesario para lograrlo, obviando el análisis de si está o no justificado y su necesidad real, se recurre al Crédito en cualquiera de sus modalidades.

De esta forma se adquiere la carga de una deuda, cuyo cumplimiento puede resultar complicado a corto o mediano plazo, afectando la forma de desenvolvernos económicamente y de forma negativa.

Con unas sencillas pero responsables medidas se puede evitar caer en situaciones engorrosas e indeseables.

La organización en las compras, ingresos y gastos es vital, así que hay que clasificarlas por categorías y orden de prioridad, de forma tal de poder visualizar con claridad, donde se deben tomar los correctivos para mejorar la economía personal.

Un Fondo de emergencia

Esta es una medida preventiva que no todos están en capacidad de realizar, pues no está al alcance de una buena parte de la población, sin embargo es un recurso recomendado como herramienta para afrontar eventos imprevistos, como la pérdida de empleo, enfermedades o cualquier situación sobrevenida.

No destinar más del 30% de los ingresos al pago de deudas, cuando esto sucede se considera que las finanzas están en declive y hay una problemática de sobreendeudamiento no deseada.

La sugerencia más enfática es tener una sola entidad financiera como acreedora, obtener créditos con dos o más instituciones bancarias implica realizar pagos con tipos diferente de interés, lapsos de pago distintos y variadas comisiones, lo ideal sería unificar todas las cuotas en una sola, y en  la misma  entidad.

Cuando se recurre al pago mínimo de la Tarjeta de Crédito, el periodo y total de la misma crecerá inexorablemente, la sugerencia para estos casos es cubrir todo el consumo realizado al vencer el plazo, de esa manera se ahorra el pago de los intereses.

Las consecuencias y  riesgos de caer en morosidad con entidades financieras, se evidencian en la incapacidad de acceder a nuevos créditos o financiación, debido  a que por incumplimiento de obligaciones anteriores se encuentra incluido en una lista de morosos.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Por:
  • Última modificación: febrero 6, 2019 @ 10:46 am
  • En la categoría: Economía

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *