Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Tecnología  >  Artículo que estás leyendo

La robótica colaborativa aumentará la naturaleza del trabajo junto con el humano

Por   /  abril 6, 2018  /  No hay comentarios

Como parte de un proceso de transformación industrial, los llamados cobots o robots colaborativos son máquinas diseñadas para trabajar conjuntamente con las personas en el mismo espacio, compartiendo, apoyando y aliviando las tareas del ser humano, en actividades como la fabricación, el almacenamiento, logística e incluso en la atención médica.

Generalmente se usan para realizar tareas repetitivas y en operaciones que no se pueden automatizar por completo, sin embargo la idea es que los cobots no sean solo objetos mecánicos que proporcionen movimiento repetitivo, sino que pueden aprender, pensar y actuar junto con los humanos en un sentido verdadero.

Los múltiples desafíos presentados para lograr que los robots trabajen junto con el personal de una manera segura y ventajosa, se han resuelto progresivamente gracias a las nuevas tecnologías y avances en los sistemas de aprendizaje basados ​​en sensores.

Los cobots están equipados con sensores y tecnologías inteligentes necesarias para que ayudar de forma segura a un ser humano a detectar alguna actividad anormal en el entorno, ya que son conscientes de ello, de las personas, de su ubicación y del movimiento. Así mismo poseen sensores de fuerza en sus articulaciones que detienen o ejecutan a toda velocidad ciertas tareas.

Así es y será el exitoso mercado de la robótica industrial

Los cobots en vez de estar en espacios encerrados o enjaulados, trabajan en un entorno cooperativo y ayudan en tareas complejas que no pueden automatizarse por completo. Por ejemplo, entregar materiales a un compañero de trabajo humano que realiza las labores de ensamblaje o control de calidad más preciso.

Por otro lado, los cobots son muy fáciles de programar, algunos modelos incluso aprenden de forma independiente.

Esto es una diferencia notable en comparación con los robots tradicionales, que requieren habilidades de programación especializadas para trabajar. De la misma manera, son relativamente fáciles de mover y utilizar en otros puntos de la cadena de producción. La mayoría se pueden montar en cualquier superficie horizontal, vertical, en el techo o en exteriores, generalmente son móviles o tan livianos que una persona puede moverlos fácilmente y reubicarlos en cualquier lugar.

Los robots colaborativos no necesariamente le van a quitar el empleo al trabajador, quizás muchos técnicos y profesionales se sientan amenazados ya que dedicaron parte de su vida a prepararse y estudiar para acceder a sus empleos.

El desarrollo tecnológico lo que ha logrado es aumentar los requerimientos para un puesto de trabajo calificado.

Los trabajadores deberán prepararse aún más, adaptarse a un proceso de cambio y transformación tecnológica. Es necesario aprender a convivir y trabajar conjuntamente con los cobots. Los países industrialmente más desarrollados, los cuales poseen un mayor número de robots, son los países con menos tasas de desempleo.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *