Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Cultura  >  Artículo que estás leyendo

La Rosa Blanca, un movimiento pacífico contra el régimen de Hitler

Por   /  febrero 16, 2018  /  No hay comentarios

Los movimientos disidentes que surgieron durante el dominio nazi rayaron entre el desespero y la valentía, un hilo muy delgado para definir estos grupos que se levantaron ante la ferocidad del régimen de Hitler y lograron fraguar acciones que salvaron muchas vidas, unos fueron menos conocidos que otros, pero sin duda la Rosa Blanca fue uno de los más emblemáticos.

La historia de este movimiento pacífico llamado Rosa Blanca llega ahora de la mano de Carlos Hugo Asperilla quien relata todo sobre el movimiento en “Rosas Blancas para Wolf” en un libro estilo novela, influenciado por La Lista de Schindler y los Rebeldes del Swing.

El gran interés que despertó en el escritor el nazismo y la segunda guerra mundial, le llevó a adentrarse mucho en estos temas y a complementarlos con el movimiento la Rosa Blanca de los hermanos Scholl; finalmente aderezó estos interesantes temas con la imagen de aquella mujer de un alto jefe nazi que por error abordó un tren que le condujo a uno de los campos de exterminio del régimen. Partiendo de allí tejió toda una trama donde se habla del grupo disidente.

La Rosa Blanca contra el régimen de Hitler

¿Cómo operaba la Rosa Blanca?

El grupo lo crearon cinco estudiantes de la Universidad de Múnich con ideales en común, apoyados por algunas personas de alta confianza y el profesor Kurt Huber; los folletos eran distribuidos entre personas que ellos mismos seleccionaban de forma aleatoria y entre su círculo de confianza, se organizaban para pintar paredes sin ser vistos donde dejaban mensajes en contra de Hitler y las octavillas que llegaron a distribuir no dejaron rastros ya que fueron hechas con tinta de té.

Sin embargo los partidarios del régimen estaban por todos lados y los miembros del discreto y pacifico movimiento Rosa Blanca estaba en constante peligro, tan cierto esto como el hecho de que los hermanos Scholl fueron apresados en la universidad cuando un conserje descubrió las intenciones de distribuir entre los estudiantes unas octavillas, hecho que denunció inmediatamente a la Gestapo y facilitó la captura, los otros miembros fueron capturados poco después, los hermanos y Christoph Probst fueron sentenciados a muerte por el juez Roland Freisler en Febrero de 1943.

Esto es parte de lo que se relata en la historia contada por Asperilla quien además se esmeró por hacer notar como las acciones de Hoss facilitaron el asesinato de tantos inocentes sin que él se manchara con una sola gota de sangre o la dualidad del carácter de Wolfgang, quien sin duda genera en el lector sentimientos encontrados.

El libro desvela también, esa especie de embrujo que invadía sobre todo a las mujeres alemanas más jóvenes, quienes se sentían irremediablemente atraídas por el físico de Hitler a tal punto de idolatrar su figura en altares caseros.

 

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Por:
  • Última modificación: febrero 16, 2018 @ 8:42 am
  • En la categoría: Cultura

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *