Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Cultura  >  Artículo que estás leyendo

La vida de Lou Andreas-Salomé en el cine

Por   /  abril 27, 2018  /  No hay comentarios

Lou Andreas-Salomé, nacida el 12 de febrero de 1861, era la hija de un oficial del ejército ruso de origen hugonote francés.

Esta estudió teología en la Universidad de Zürich, fue una autora prolífica, escribió varias obras de teatro, ensayos y más de una docena de novelas. En 1882 el filósofo alemán Friedrich Nietzsche se enamoró de ella, pero ella rechazó su propuesta de matrimonio.

En 1887 se casó con el orientalista Friedrich C. Andreas, profesor de la Universidad de Göttingen y en 1897 conoció al poeta Rainer Maria Rilke, que era 14 años más joven que ella y del que también se enamoró, Salomé se convirtió en una de las influencias formativas en su vida.

En 1911 se asoció con el círculo de psicoanalistas de Viena y fue amiga y discípula de Sigmund Freud

Lou Andreas Salomé, la mujer que fascinó a Nietzsche, Freud y Rilke

Además de las novelas, sus obras incluyen Friedrich Nietzsche in seinen Werken (1894, “Friedrich Nietzsche in His Works”), Rainer Maria Rilke (1928) y Mein Dank an Freud (1931, “My Thanks to Freud”). Su correspondencia con Rilke fue publicada en 1952.

En su debut cinematográfico, la directora y coautora Cordula Kablitz-Post, realizó una película biográfica de esta mujer poco convencional.

La película llamada The Audacity to be Free (La audacia de ser), representado por cuatro actrices, relata el deseo de Salomé de vivir una vida libre de convenciones, que escandalizó a muchos de la sociedad, pero estimuló el genio y la pasión en otros, incluidos Friedrich Nietzsche, Paul Rée y su amante el poeta Rainer Maria Rilke.

Bajo la tutela de Sigmund Freud, se convirtió en la primera mujer psicoanalista, donde finalmente reconoce el trauma de su juventud.

Famosa por su perspectiva sobre el celibato, ella creía que el matrimonio no era más que un compromiso que le impedía a la persona tener la oportunidad de una mayor creatividad intelectual e independencia. Eventualmente se casó, pero solo bajo la circunstancia de que no sería el acto consumado, así que tanto ella como su esposo, Friedrich Carl Andreas, mantuvieron relaciones íntimas con otras personas.

Ella tuvo que escapar de la tradición, la reputación y la ley para siquiera intentar ser, lo que cualquier hombre podría por capricho.

Esto es lo que hace que su historia sea tan inspiradora para hombres y mujeres por igual. Aquí hay una mujer hecha a sí misma, que tuvo un sueño y lo persiguió sin compromiso hasta alcanzar sus metas.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Por:
  • Última modificación: abril 27, 2018 @ 11:54 am
  • En la categoría: Cultura

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *