Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Sociedad  >  Artículo que estás leyendo

Todo lo que necesitas saber sobre la sidra: su origen, sus propiedades y su escanciado

Por   /  agosto 12, 2017  /  No hay comentarios

Una vez que la pruebas, es amor para toda la vida. La sidra, que no es otra cosa que el producto de la fermentación de la manzana, te cautiva desde el primer momento. Atrae por su sabor característico, refrescante y delicioso, y además por poseer una muy baja graduación alcohólica (tan sólo entre un 3% a un 8% en su composición).

sidra

La bebida más popular de Asturias y verdadero ícono del norte de nuestro país, se puede beber ahora también, por cierto muy cómodamente, desde casa y en cualquier lugar, gracias al escanciador de sidra que se ha convertido en un accesorio imprescindible para los amantes de esta bebida. Hay muchos modelos, que además de prácticos resultan decorativos, e incluso existen unos que permiten el escanciado automático. Se trata de unos escanciadores de tipo eléctrico, donde no tienes más que colocar el vaso en el soporte correspondiente y presionar un botón; la sidra es extraída automáticamente de la botella a través de una bomba eléctrica de absorción y se sirve directamente en el vaso. Vamos, para los amantes de la sidra, una maravilla.

¿Sabías que la sidra se bebía ya en la antigüedad? Los historiadores coinciden en que esta bebida ya era conocida por los egipcios y los hebreos. Los griegos la llamaban “sikera” y los romanos “sicera” y hay documentos que prueban su existencia, como los escritos de Plinio el Viejo que la llama “el vino de manzana”. Es muy  posible que el actual nombre que le damos provenga de la evolución del término latino. La sidra tiene una enorme tradición en nuestro país, pero no sólo: también en Francia, Inglaterra, Bélgica, Irlanda e incluso Alemania y actualmente se encuentra extendida por todo el mundo.

¿Sabías que la sidra es un producto muy saludable? Al ser una bebida extraída de la manzana, un vaso de sidra, que tiene un aporte calórico de tan sólo unas 30 calorías con un contenido de menos del 3% de alcohol, nos aporta vitamina C, E y K y minerales como el potasio, zinc, magnesio, fósforo y sodio, además de antioxidantes naturales.

¿Y sabes cómo se obtiene? Se parte naturalmente de la recolección de las manzanas en el momento en el que han alcanzado un cierto grado de maduración; posteriormente a la recolección, se machacan para extraer todo el jugo y luego se prensan, que es lo que permite en definitiva extraer el jugo completamente. Aquí ya tenemos un primer mosto que se pone a fermentar para que el producto tenga el cuerpo y el sabor necesario. Luego viene la etapa del  trasiego, donde se separan las borras de fermentación para poder obtener un producto estable y apto para el consumo. Luego, resta sólo embotellar.

El hecho de que se produjera en forma artesanal presentaba la problemática de su conservación, ya que es una bebida que se degrada con rapidez; pero desde mediados del siglo XIX se le comenzó a añadir dióxido de carbono, creando la “sidra espumosa” y resolviendo el problema. La presencia del dióxido de carbono resulta, de hecho, fundamental; en particular en relación al escanciando que es famoso en todo el mundo. La sidra se debe  verter en el vaso con la botella elevada por encima de la cabeza, y se consume de un solo trago. La tradición prevé que se deje un sobrante para tirar al suelo, que en realidad limpia el borde el vaso, que se comparte con otras personas. Es que la a sidra es una bebida ideal para beber con amigos.

El ritual del escanciado es todo un clásico en Asturias, lugar de sidra por excelencia. En Asturias la sidra se sirve en un vaso grande de cristal y siempre colocando la botella de sidra por encima de la cabeza; el brazo que la sostiene permanece erguido y el brazo que sostiene el vaso está ligeramente inclinado para que el líquido “rompa” al caer y pegar contra el vidrio. Así se libera todo el dióxido de carbono y se oxigena el producto.

Es claro que el escanciado es todo un arte, a tal punto que existen torneos regionales y fiestas que la celebran, como el Festival de la Sidra de Nava que se remonta al año 1969 y es hoy una de las fiestas más importantes de todo el Principado de Asturias. Esta fiesta ha sido declarada fiesta de Interés Turístico Nacional en 1989 y durante su transcurso tiene lugar la gran final del Concurso de la mejor Sidra Natural elaborada en Asturias, que busca reconocer a la sidra más prestigiosa de todo Asturias. Otro concurso que también se lleva a cabo es Concurso Internacional de Escanciadores de Sidra y que permite convertirse en el campeón oficial de escanciadores de sidra natural.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *