Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Deportes  >  Artículo que estás leyendo

Los campeones de Eslovenia fueron derrotados por una España totalmente crecida y decidida

Por   /  noviembre 28, 2017  /  No hay comentarios

No lo vio venir Eslovenia, un equipo Español decidido a reivindicarse y a sacar a flote esa vena basquetbolista por la que corre sangre de triunfadores, liderada por un Colom engrandecido con esos 25 puntos que dio al equipo y un Vidal que hizo gala de varios triples impecables.

Así derrotaron al campeón

Mucho es el mérito atribuible a Scariolo, quién de la nada se hizo de un equipo español tan variado como profesional, con la veteranía a flor de piel de sus miembros seleccionados a la carrera; sin embargo, las expectativas de derrotar al gigante esloveno que aun con sus grandes estrellas ausentes conservaba su fortaleza, un equipo que venían de ganar un oro de manera invicta, eran pocas y el triunfo estuvo bien merecido y por demás muy bien recibido.

Un equipo de Eslovenia indiscutiblemente superior, no consiguió amilanar las ganas de triunfar del equipo español, cuyos miembros en todo momento mantuvieron la concentración y la fortaleza ante los méritos de su rival y no se dieron por vencido.

El equipo de baloncesto español sabía que tenía una gran responsabilidad en la cancha y como tal la asumió liderada por las jugadas de Colom que consiguieron un gran socio en Vásquez, haciendo de su equipo una piedra en el zapato para su rival.

Los campeones de Eslovenia fueron derrotados por una España

Por supuesto que el equipo de Eslovenia no fue un rival fácil de vencer, ya hemos dicho que su fortaleza y determinación son indiscutibles, pero España le ha sabido descifrar y ante las jugadas de un Vicmar y un Cancar había una respuesta eficaz de un Colom, un Vidal casi infalible y un Vásquez asistiendo, experiencia de la pura que hizo la diferencia en este partido.

Un equipo muy bien escogido aunque de  manera exprés que rindió sus frutos y que supo equipararse con el más grande, con el campeón.

Eslovenia mostró una ruptura de su fortaleza ya para el tercer tiempo y esa brecha, ese momento de debilidad, lo capitalizó el equipo español haciéndose más incisivo, auto fortaleciéndose con cada jugada bien hecha, cada defensa, cada punto, logrando desprenderse del rival, algo que les animó más en el momento preciso.

Era el momento de crecerse, estaban derrotando ni más ni menos que al campeón y no era para desaprovechar la oportunidad, como si la estuvieran esperando desde siempre la tomaron y no la soltaron, desde los más veteranos hasta los más jóvenes cada quien puso su grano de arena, destacando sobre todo los jugadores Paulí, LLovet y Saiz con menos experiencia pero con mucha valentía.

Definitivamente un equipo al que habrá mucho que agradecer por haber dado la talla y trabajar en conjunto para hacerlo sin dar por sentado que lo tiene todo ganado, sino que hay que enfrentarse con seguridad y entusiasmo sea cual sea el rival.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Por:
  • Última modificación: noviembre 28, 2017 @ 12:18 pm
  • En la categoría: Deportes

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *