Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Economía  >  Artículo que estás leyendo

Los dos negocios de BECSA, TETma y CENTRE Verd, promueven el proyecto BIO_LIGWASTE

Por   /  Abril 21, 2017  /  No hay comentarios

TETma y CENTRE Verd son dos negocios que pertenecen a la constructora castellonense Becsa y que han abanderado el proyecto Bio Ligwaste; un proyecto totalmente innovador que tiene como objetivo determinar la viabilidad técnico-económico de la utilización de los residuos que se generan a partir de la limpieza de parques y jardines para producir bioetanol y bioproductos. Así, se pueden determinar las condiciones óptimas para llevar a cabo cada una de las etapas que forman el proceso.

becsa

De este modo, cualquier residuo proveniente de la tala, limpieza y cuidado de la jardinería se podría convertir en un excelente biocombustible compuesto a partir de bioetanol lignocelulósico y otros bioproductos. Con este proyecto nace, pues, un nuevo concepto denominado biorrefinería multifuncional, el cual espera ser un éxito para poder implantarse posteriormente en todas las ciudades españolas, mejorando con él la sostenibilidad de dicho ámbito. De hecho, el proyecto Bio Ligwaste ayuda a alcanzar el reto presentado a nivel europeo de aumentar el consumo de energía mediante fuentes renovables.

Además, gracias a este trabajo, empresas como CENTRE Verd pueden pasar de ser meras suministradoras de materia prima a involucrarse mucho más en el proceso, convirtiéndose en procesadores primarios que alimenten a las biorrefinerías locales con materias primas semi-elaboradas.

Becsa y su orientación hacia la sostenibilidad

La sostenibilidad en la empresa constructora Becsa es un aspecto fundamental y por el que trabajan en cada uno de sus proyectos, así como por la reducción de la huella de carbono que generan sus actividades y la utilización de nuevas fuentes de energía renovable.

Gracias a todos sus proyectos, esta constructora castellonense se convierte en un referente para el resto de empresas del sector, pues da esperanza para seguir mejorando y aportando nuevas medidas sostenibles y de calidad que favorezcan al sector. Y es que los datos hablan por sí solos: en un periodo de tres años han conseguido mejorar un 20% la huella del carbono, reduciendo hasta un 30% el consumo de áridos.

Becsa es el claro ejemplo de que sí se puede ser una constructora sostenible, apostando siempre por las energías renovables y el medio ambiente.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *