Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Economía  >  Artículo que estás leyendo

Los Fondos Buitre contra la pared

Por   /  septiembre 19, 2018  /  No hay comentarios

Conocidos también como fondos distressed o holdoutsson, son “fondos de capital riesgo”, que al adquirir deuda o activos de economías en problemas, países en condiciones financieras críticas y compañías con graves dificultades económicas, casi en quiebra, se encargan de cobrarles el valor total del compromiso junto con los intereses cargados. De  ser vendidos a otros capitalistas, consiguen costosos dividendos.

A España llegaron los fondos buitre a través de un grupo de empresas multinacionales inversionistas, cuya pretensión era lograr riqueza con sectores vulnerables que ofrecen servicio  público como: educación, salud, vivienda, los cuidados (residencias de ancianos) y la deuda soberana, sin que les inquietara en lo más mínimo el coste humano, social, cultural o ambiental de sus operaciones.

Afortunadamente, organizaciones reunidas en colectivos se unieron para promover la “Plataforma Contra los Fondos Buitre”. Su fin es concienciar, promover e informar sobre la creación de una ley que resguarde a los ciudadanos de estos fondos usureros y especuladores.

Está fundamentada en el caso de Bélgica, donde mediante una legislación se le puso control en sectores donde los derechos sociales son prioridad hasta por encima de los beneficios económicos.

Pie en pared contra los Fondos Buitre

La ley belga reprimió a aquellos con sede en paraísos fiscales, dio potestad a la justicia para averiguar si hay diferencias entre el precio de compra y venta de los servicios, y acordó que de haber crisis, los fondos están obligados a negociar una reestructuración de la deuda soberana.

Recordando algo de historia

Cuando estalló la crisis en España, la nación se vio obligada a solicitar dinero a los inversores internacionales (emisión de bonos), quienes demandaban valiosos ingresos por no confiar en la capacidad del país para solventar la deuda en el futuro.

Los fondos buitre sacando ventaja de la situación (devaluación de la deuda),  invirtieron millones en bonos españoles, obtenidos en mercados secundarios. Más tarde, reclamarían su cancelación con altos intereses. El Estado debió cubrir el compromiso por delante de otras obligaciones.

Así ocurrió con otros sectores como el inmobiliario, donde compraron viviendas y edificios completos en varias ciudades españolas y sus inquilinos sin conocer ni reclamar derechos, salieron de sus pisos.

La sanidad pública y privada no escapó de los buitres, su prioridad fue conseguir beneficios para sus accionistas, en menoscabo de la salud de los pacientes y condiciones laborales de sus empleados.

La lista de negocios se extiende. Se tiene también conocimiento de que los fondos han penetrado en otras áreas y el gobierno debe afrontar este problema social.

Por el momento reconocen los mismos integrantes de la Plataforma, que “a los fondos buitre no los ven y no saben quiénes son”. Consideran que el diálogo con los partidos políticos es esencial porque “ellos y sus leyes están provocando todo esto”.

 

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Por:
  • Última modificación: septiembre 8, 2018 @ 11:35 am
  • En la categoría: Economía

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *