Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Cultura  >  Artículo que estás leyendo

Los judíos y su incansable lucha

Por   /  febrero 15, 2019  /  No hay comentarios

El historiador Bruce Henderson se ha encerrado en lo profundo de la historia para revivir las experiencias sufridas por los judíos que huyeron del Tercer Reich y se enlistaron en las filas del ejército de los Estados Unidos.

Fueron alrededor de 10.000 jóvenes alemanes en su mayoría judíos, que lograron escapar de su país natal y fueron adiestrados en el campo de entrenamiento de inteligencia militar Camp Ritchie en Maryland, regresando después a Europa a combatir para vengarse del Tercer Reich.

Los llamados Ritchie Boys tomaron el nombre del campo en que se formaron Camp Ritchie, y fueron unidades élites formadas para acabar con los nazis, quienes les declararon la guerra en el año 1933 cuando tomaron el poder.

Medio millón de judíos, muchos de ellos menores de edad huyeron en solitario, no pudieron hacerlo en grupo familiar debido a las restricciones migratorias de los Estados Unidos.

Gran parte de estos jóvenes fueron enviados solos al igual que sus hijas menores y por sus padres para salvar sus vidas.

El Kristalnacht o Noche de los Cristales Rotos en 1938 dejó en claro lo que los nazis pretendían hacer con todos ellos en gran escala, en ocasiones muchos de ellos presentaron problemas de adaptación después de su huida, debido al idioma alemán.

En Diciembre de 1941 Hitler le declara la guerra a Estados Unidos, para ese entonces ya muchos de ellos eran mayores de edad, años sin poder saber de su familia y con odio profundo cultivado hacia los nazis.

Convertidos en los Ritchie Boys, el Pentágono tenía dos opciones, una de ellas era vigilarlos por considerarlos potenciales enemigos de los Estados Unidos, la otra era todo lo contrario y optaron por esa, se les dio la nacionalidad estadounidense y los convirtieron en sus aliados contra aquellos que los habían execrado de su país.

Eran alrededor de 2000 voluntarios judíos los que representaban un recurso humano de gran valor para los Estados Unidos, por su preparación, cultura, conocimiento del idioma alemán y su geografía.

La participación de estos soldados en las Unidades Especiales fue de vital importancia, ya que desde la primera línea se encargaban de interrogar a los prisioneros alemanes. Obviamente no eran iguales a los otros militares, si ellos eran atrapados serian fusilados por los nazis considerados como traidores.

La responsabilidad en la colección de datos de inteligencia y procedentes de interrogatorios a prisioneros, fueron obtenidos por ellos en un 60% por lo que se les puede atribuir los méritos de la victoria final a pesar de su minoría numérica dentro del ejército, el pueblo judío jamás ha sido ni será un pueblo sumiso.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Por:
  • Última modificación: febrero 15, 2019 @ 8:27 pm
  • En la categoría: Cultura

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *