Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Deportes  >  Artículo que estás leyendo

Otro de los miembros de la dinastía Sabonis, pone a sonar el apellido del Zar de nuevo en la NBA

Por   /  noviembre 7, 2017  /  No hay comentarios

Tras 22 años desde que su hermano Arvydas apareció por primera vez en la NBA, aparece el nombre de quien ahora adquiere fama, Domantas Sabonis, nacido en Estados Unidos pero con un acento andaluz que no se lo quita nadie.

Domantas es el jugador que ha tenido una exitosa partida en esta segunda temporada en la NBA con los Pacers, con un extraordinario acierto en el tiro que le coloca como el No. 6 de la liga y con un destacado promedio de rebotes por juego.

A diferencia de su hermano Arvydas, Domantas dio sus primeros pasos o rebotes en las canchas de Unicaja y allí comenzó su carrera deportiva hasta que llegó a ser mayor de edad y decidió, pese a los tentadores ofrecimientos de los malagueños, irse y perfeccionar su forma de jugar en la Universidad de Gonzaga.

Lo de ser jugadores de Baloncesto seguro que lo llevan en las venas, ya que siempre tuvieron en la mira el jugar al básquet y el haber tenido a disposición a Unicaja les ayudó bastante, ya que fue muy bien aprovechado por ellos, de paso sea dicho que hasta en eso siguieron a su padre quien también tuvo sus experiencias en esa cancha antes de irse al Real Madrid.

Domantas y Arvidas.padre e hijo, dos Sabonis, uno es leyenda del basket, el otro ya ha llegado a la NBA

Domantas viene acumulando sus experiencias, de hecho y antes de su primer año como profesional ya había participado de la Eurobasket y en los Juegos de Río, aunque no arrancó con buen pie su carrera en la NBA.

No duda uno de sus hermanos, en creer firmemente que este otro joven prodigio de la saga Sabonis tiene ética y mucha confianza en sí mismo y he allí parte de su éxito, considera que tiene muchas cosas buenas de Arvydas y que tiene otras virtudes que él y todos los hermanos han sacado de su padre, por ejemplo, la forma de entender el baloncesto.

Domantas es fiel seguidor de los pasos de su progenitor

El joven jugador tiene grandes similitudes con su padre, en el carácter se parecen mucho, algo tímidos, detallistas y muy trabajadores, poco expresan sus emociones pero si hay que alzar la voz y hacerse entender en algún momento, este no duda en hacerlo.

Con apenas 21 años, aún tiene un largo camino por recorrer, mucho por hacer, por crecer y madurar, aunque sus hermanos dicen que desde pequeño siempre lo ha sido, pero seguro que va bien encaminado; por ahora debe afianzar su posición en los Pacers y completar la tarea pendiente una vez retorne con Lituania.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Por:
  • Última modificación: noviembre 7, 2017 @ 1:23 pm
  • En la categoría: Deportes

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *