Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  La Revista  >  Artículo que estás leyendo

Muñecos personalizados, un regalo único y especial

Por   /  marzo 18, 2020  /  No hay comentarios

La creatividad juega un papel importante a la hora de hacer un regalo especial y, sobre todo, original. Si no tienes ideas para tu próximo regalo, la opción más imaginativa es crear desde cero un muñeco personalizado, una reproducción en miniatura de la persona a la que va dirigido el detalle. Los muñecos siempre son una idea dulce y simpática para cualquier miembro de la familia o para nuestros amigos, sean niños o adultos. 

Imagina y crea tu propio muñeco

Pero ¿dónde encontramos muñecos personalizados? La marca Eboomy los confecciona de tela de poliéster con un relleno suave que hace sean blandos y totalmente abrazables, como si de un cojín se tratase pero con las características de una persona. Crear muñecos personalizados es sencillo y, además, muy divertido. Puedes estar un buen rato diseñando tu muñeco, modificando los diferentes rasgos y ropa hasta dar con el resultado perfecto. 

Puedes elegir si quieres que sea hombre o mujer y seleccionar entre las diferentes opciones el pelo, los rasgos de la cara, la expresión, los colores de cada una de las partes del cuerpo, la vestimenta, etc. Incluso tienes opción de hacer que los muñecos vayan vestidos con la ropa de una profesión concreta o disfrazados de animales u otros personajes. 

Este tipo de muñecos son coleccionables, puedes crear a toda una familia o regalar uno por cada profesión que tengan tus amigos. Para los adultos serán un elemento decorativo que podrán poner en las estanterías o encima de la cama. 

Para los niños serán, sin duda, compañeros de aventuras. Se verán a ellos mismos reflejados y podrán experimentar nuevas experiencias. No solo es un juguete que les ayuda a ganar confianza y a tranquilizar a los más pequeños cuando están alterados sino que los muñecos proporcionan grandes ventajas para desarrollar habilidades. Entre otras la manipulación de objetos, el conocimiento del cuerpo, la mejora de las habilidades motoras, también de cuidado y dedicación o de comunicación entre otras. Los niños pequeños suelen interactuar con sus muñecos como si fueran personas de verdad y con ellos aprenden a socializar y a expresarse. Por tanto, la creatividad no termina cuando se diseña el muñeco, también está presente mediante el juego. 

Muñecas fofuchas, personaliza con foamy

Las muñecas fofuchas han supuesto una verdadera revolución en los últimos años. Se trata de una muñeca que se puso de moda en Brasil y actualmente es conocida en casi todo el mundo. Se confecciona mediante una técnica llamada termoformado o modelado en caliente con un material de sobra conocido: la goma eva también conocido como foamy. Es un material de poco grosor, blando, suave y totalmente moldeable disponible en una amplia gama de colores. 

Una muñeca fofucha personalizada suele adoptar los rasgos de la persona a la que se la regala. Generalmente haciendo referencia a su profesión o a algún hobby que el o ella tenga. ¿Tenéis dudas sobre cómo se hace una muñeca fofucha?

El proceso es sencillo pero hay que tener imaginación y cierta destreza con las manos ya que tendrás que darle diferentes formas a la goma eva. Los materiales necesarios son, además de distintas hojas de foamy de colores variados, una pistola de pegamento para juntar las distintas partes, una plancha, piezas de poliespán (algunas redondas para, por ejemplo, la cabeza) y alambre, además de rotuladores para pintar los rasgos. Lo ideal es ir haciendo cada una de las partes del cuerpo para luego juntarlas todas. Recuerda que todas las zonas que estén confeccionadas con el poliespán deben ser recubiertas con goma eva. Tendrá más realismo si eliges los colores apropiados para la piel y también para la ropa de la persona en cuestión. Para que te sea más sencillo puedes inspirarte en una fotografía y copiar el look al completo. 

Si tienes dudas sobre las dimensiones, no hay una regla establecida pero, en términos generales, no pasa de 30 cm de altura. Para una mayor sujeción suelen ir situadas sobre una peana, que le da a la muñeca la estabilidad que necesita. Aunque en ocasiones se utilizan para decorar, por ejemplo, una tarta con lo que la base puede ser diferente según el caso. 

Estas muñecas suelen ser elementos decorativos más que juguetes con los que interactuar pero siempre hace ilusión tener una de ellas en alguna estantería de casa. Aunque no tienen su cuidado y conservación no es muy exigente sí existen algunas recomendaciones que harán que tus muñecas fofuchas duren más tiempo. En primer lugar, evita exponerlas a cualquier fuente de calor (vigila que no incida sobre ellas el sol directo ni que estén sobre un radiador o similar). De esta manera el material no se deformará. Si quieres limpiarlas no las mojes, simplemente pásales un plumero o un trapo por encima para quitarles el polvo que se haya podido acumular. 

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *