Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Internacional  >  Artículo que estás leyendo

Nuevo capítulo de ciberespionaje atribuido a la CIA, a cargo de Wikileaks

Por   /  Marzo 8, 2017  /  No hay comentarios

Como ya es sabido por mucho, tras su notoriedad hace un tiempo, Wikileaks es la plataforma fundada por Julian Assange para la filtración de información confidencial. El pasado martes ésta comenzó la publicación de miles de documentos que atribuye a la CIA y que, de confirmarse su autenticidad, son las “tripas” de un programa de ciberespionaje con el que los servicios de inteligencia de Estados Unidos son capaces de piratear teléfonos, ordenadores y televisores con Internet y convertirlos en micrófonos para espiar a sus usuarios.

La publicación de estos códigos y herramientas suponen el mayor escándalo desde el caso Manning o Snowden y ponen de relieve un grave agujero de seguridad en la CIA, donde la nueva Casa Blanca ha ordenado una operación de limpieza.

Por su parte la plataforma explica que se trata de la mayor filtración de documentos de la historia de la CIA. De hecho, según Wikileaks, “recientemente perdió el control de la mayoría de su arsenal de hacking, incluyendo software, virus maliciosos, troyanos, sistemas de control remoto y documentación asociada”.

Asimismo en un comunicado se añadía que el archivo parece haber estado circulando de forma no autorizada entre antiguos hackers y proveedores del Gobierno, uno de los cuales le ha proporcionado fragmentos a Wikileaks.

¿Qué piensa la CIA de todo esto?

Portavoces de la Agencia Central de Inteligencia se han limitado a declarar que no harían comentarios sobre la autenticidad o contenido de dichos documentos. Pese a ello, distintos expertos consultados por medios estadounidenses les han dado credibilidad.

Y es que las técnicas de las que hablan, supuestamente, permiten a la CIA sortear el encriptado de plataformas de mensajería como Whatsapp, Telegram, Signal, Confide y Cloackman al entrar en ellos y obtener contenidos antes de que el encriptado se active. Todo ello causa un terremoto también entre las tecnológicas afectadas, pero Wikileaks sostiene que no ha filtrado toda la información que posee, sino que algunas ciberamas hasta que haya “un consenso” sobre su naturaleza y cómo deberían desvelarse.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *