Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  La Revista  >  Artículo que estás leyendo

¿Qué tienen que saber los inversores?

Por   /  febrero 11, 2020  /  No hay comentarios

A lo largo del tiempo, la economía es muy fluctuante y no es para nada lineal. Esta misma puede conocer sus tiempos más altos y otros, más bajos. Para conocer más todas las etapas por las que está pasando una empresa, se usa el concepto de ciclos económicos. Por eso es importante saber como funciona si eres un inversor.

Cuando la economía va bien, hay empleo, y los consumidores tienen recursos disponibles, las ventas de estas empresas crecen y ganan mucho dinero. Cuando viene una recesión y los consumidores deciden gastar menos, las ventas de las empresas cíclicas caen y sus resultados se resienten. Muchas de las empresas cíclicas operan en sectores que se consideran no imprescindibles para el consumidor.

La realidad económica siempre termina imponiéndose, y sólo aquellas empresas que saben comprender bien los posibles escenarios y situarse adecuadamente son capaces de perdurar en el tiempo.

¿Qué son los ciclos económicos?

Primero de todo, tenemos que saber que es un ciclo económico. Se trata de un conjunto de cambios que sufre la economía en determinados período de tiempo, que se van repitiendo una y otra vez, produciéndose distintas fases o etapas, que las explicaremos a continuación. 

Los ciclos, atendiendo a su duración, pueden ser cortos (aquellos que duran de 30 a 40 meses), medios (los comprendidos entre 7 y 10 años) y largos (que pueden sobrepasar más de 10 años).  Como hemos comentado se pueden identificar varias fases: Prosperidad, recesión, depresión y recuperación. 

Prosperidad: esta etapa supone el momento más elevado del ciclo económico, por lo que la economía experimenta un crecimiento considerable. Durante esta etapa, la economía está en su mejor momento, en pleno crecimiento. Sin embargo, se pueden producir una serie de acontecimientos que interrumpan la etapa de prosperidad, dando lugar a una fase de represa en la economía.

Recesión: esta etapa es la que sigue a la etapa anterior. Durante la etapa de recesión se presentan ciertas situaciones como la pérdida del poder adquisitivo de la moneda del país, una disminución de las inversiones, un aumento del gasto público, una sobreproducción de bienes y servicios, una reducción de los préstamos que conceden las entidades bancarias y de crédito o un nivel de paro alto o muy alto, entre otras situaciones. Durante la etapa de recesión no hay crecimiento económico.

Depresión: es el punto más bajo del ciclo económico. Esta fase se caracteriza por niveles muy altos de desempleo, una disminución de la producción de bienes y servicios, una disminución considerable en la inversión y en el consumo,  asimismo unos intereses muy altos para poder conseguir un préstamo o un aumento notable de las quiebras de diferentes empresas, entre otras situaciones que caracterizan a esta etapa. Puede parecer que la etapa de depresión y la de recesión son prácticamente iguales, si bien mientras en la etapa de recesión la economía experimenta una bajada, en la etapa de depresión la economía se encuentra en su punto más bajo.

Mejora o Recuperación: esta etapa del ciclo económico es la que sigue a una etapa de recesión o de depresión. Después de los momentos más bajos que ha conocido una economía. Se produce una reactivación del empleo y de la inversión, se aumenta la producción de bienes y servicios, aumenta el consumo de dichos bienes y servicios, los ciudadanos tienen mayor capacidad de ahorro o se reactiva la concesión de préstamos, entre otras situaciones. Esta etapa supone la mejora indiscutible de la economía, superándose cualquier crisis económica.

¿Qué tiene que saber un inversor?

Algunos inversores intentan predecir el ciclo económico para invertir en estas empresas cuando están baratas (en tiempos de crisis económica) y venderlas en momentos de los llamados “burbuja económica”, cuando su precio es más elevado. El problema es que, aunque sabemos que la economía produce ciclos, estos son muy difíciles de prever en el tiempo.

Es importante para cualquier inversor conocer y estudiar los ciclos del mercado, para poder invertir. Tendremos que cambiar nuestra postura a medida que cambien los ciclos, de forma que el conocimiento de los mismos aumentará nuestras probabilidades de éxito. El articulo de Enric Jaimez explica lo que cualquier inversor tiene que saber sobre los ciclos Economicos y trading. Que ambos son de las mejores formas para saber como y cuando emprender, por eso, en un Especulador es el sitio ideal para los futuros inversores. 

Por ello, es importante tener la cabeza fría para no tomar jamás una decisión motivada por las perspectivas y ser capaz de articular las carteras en base a un objetivo temporal. Los inversores tendrán que ser flexibles y ver como irá el mercado a largo plazo. Por eso, tenemos que comprender bien las características de los negocios en los que invertimos nos ayudará a formar las expectativas adecuadas y a escoger la estrategia más apropiada para nuestra cartera.

La directiva de una empresa la encargada de comprender bien la evolución del negocio y estructurar las operaciones de una empresa de forma adecuada al momento del ciclo económico. Una buena gestión y estrategia del grupo directivo de una empresa es fundamental para la supervivencia y la rentabilidad de cualquier negocio.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *