Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Política  >  Artículo que estás leyendo

Quim Torra ha obligado a Pedro Sánchez a hacer un cambio en la fecha

Por   /  febrero 24, 2020  /  No hay comentarios

La mesa de la negociación entre la Generalitat y el Gobierno para el acuerdo del conflicto catalán se llevará a cabo por vez primera el día 26 de febrero, todo esto después de que Torra obligó a Pedro Sánchez a que aceptada esa nueva fecha, ya que la elegida por parte del presidente del Ejecutivo era el día lunes 24.

Quim Torra en ningún momento cedió frente a la presión por parte de Sánchez y fijó sus condiciones propias para que dicha mesa de negociación se llevara a cabo antes de que terminara el mes de febrero.

En una carta que fue remitida el día jueves hacia Sánchez, el presidente de Generalitat había dado la advertencia de que dicho diálogo no inició de buena forma a posponer mediante los medios de comunicación, y meno sin ser consensuado.

Quim Torra rechazó la fecha del 24, por motivos personales y privados dentro de su agenda, y pospuso días alternativos, entre los que se encontraba el día 26, que fue aceptado finalmente por la Moncloa, como lo ha confirmado el mismo Sánchez a través de una carta hacia el presidente de Generalitat.

En la mencionada Carta, el jefe de Ejecutivo ha insistido en la voluntad de recomenzar y de retomar dicho diálogo cuando los caminos se vieron separados y cuando las razones al igual que los argumentos ya no eran escuchados.

Las exigencias por parte del Jefe de Ejecutivo catalán no se adhieren al calendario, ya que la carta enviada a Sánchez, avisa que el orden que se tiene que llevar el día que ocurra el encuentro es algo más complicado para el Ejecutivo.

Aparte del reconocimiento acerca del derecho de autodeterminación catalán y la amnistía de todos los condenados por la organización del 1-0, el presidente por parte de la Generalitat va a plantear  el nombramiento de algún mediador a nivel internacional, para que se encargue de supervisar y de validar las negociaciones.

También el reconocimiento  de cada una de las partes que se encuentran en conflicto, incluyendo también prisión al igual que exilio, o lo que es igual, la exigencia en la que Sánchez acepte la rehabilitación política hacia Carles Puigdemont como lo había hecho con el mismo presidente de Generalitat, para poder evitar que estallara el pacto de la investidura acordado con ERC.

De esta manera, Torra tiene que aceptar celebrar esta primera reunión de dicha mesa sin acordar el relator por anticipado, pero ha fijado como requisito abordar pese a que el Gobierno rechace de manera pública ese requisito.

El presidente de Generalitat aprobó la exigencia de la presencia de un relator para las conversaciones contando con los votos de ERC, CUP y JxCat el día en el que Torra y Sánchez se habían reunido en Palau en la Generalitat.

Por otra parte, ERC no realzó acuerdos con PSOE no tampoco exige el reconocimiento hacia los presos y los exiliados como unos interlocutores, por lo que esta es otra condición que fue impuesta por Puigdemont para así mantener avivada dicha negociación con el Ejecutivo.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Por:
  • Última modificación: febrero 24, 2020 @ 9:44 am
  • En la categoría: Política

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *