Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  La Revista  >  Artículo que estás leyendo

¿Son razonables los precios de los cerrajeros?

Por   /  agosto 10, 2017  /  No hay comentarios

Algunos individuos que nunca antes han hecho uso de los servicios ofrecidos por cerrajeros profesionales se muestran atónitos al recibir la factura de las labores efectuadas por los mismos en sus respectivas cerraduras, alegando que la cifra dista de ser razonable. Generalmente dichos clientes mencionan como motivo el hecho de que el trabajador ha requerido poco tiempo para solucionar el problema en cuestión, pero no se suele tener en cuenta el punto de vista de dichos empleados. En entrevistas concedidas por profesionales del sector que operan en la Comunidad Valenciana, tales como los cerrajeros catarroja, han quedado patentes las razones que dan pie a unos precios que no consideran elevados, sino adecuados valorando una serie de factores.

El primero de ellos se resume en la disponibilidad durante las 24 horas del día a lo largo de todo el año. Cualquier tipo de servicio que se presta con inmediatez independientemente del momento en que es solicitado acarrea una serie de gastos adicionales. Por su parte, las asistencias de urgencia también suelen ser sinónimas de facturas algo más engrosadas a cambio de la tranquilidad que conlleva el hecho de que el contratiempo de la cerradura en cuestión sea solucionado cuanto antes, habilitando de nuevo el acceso a la vivienda que se había visto afectada.

Miembros del equipo que forman parte de cerrajeros rocafort desmienten que todos los encargos acarreen labores que finalizan en pocos minutos. De hecho, con algunas cerraduras y determinados bombines precisan horas de trabajo hasta lograr una solución que satisfaga al cliente, desde la reparación de ciertos elementos hasta la completa sustitución de los mecanismos. Además, algunas de las piezas empleadas no son nada económicas, por lo que el material utilizado también suma una considerable cifra de euros al precio final del servicio brindado.

Otro aspecto que no suele ser tenido en consideración por los clientes es el de los desplazamientos que, en ocasiones, se ven obligados a realizar dichos profesionales. En determinados casos los cerrajeros massalfassar que operan en el mencionado municipio valenciano de 2.500 habitantes han tenido que presenciarse en otra comarca con el consecuente consumo de combustible que ello acarrea, debiendo trasladar con su vehículo una gran cantidad de materiales al desconocer exactamente qué se encontrarán al estar delante de la cerradura a tratar. Conviene mencionar el hecho de que los trabajadores agradecen enormemente que el boca a boca proveniente de los clientes satisfechos les lleve a acudir a sitios lejanos, aunque dichos desplazamientos han de cobrarse para que a final de mes el sueldo sea medianamente decente descontando todos los impuestos y la cuota de autónomos.

La profesión de un cerrajero tiende a ser infravalorada por la sociedad sin prestar atención a los problemas a los que de vez en cuando deben hacer frente, los cuales no siempre están relacionados con la cerradura o con los mecanismos en general. Ciertas situaciones vienen dadas por el estado nervioso en el que se encuentra el cliente. Es comprensible que a una persona que por un motivo u otro le resulta imposible entrar en su propia casa no pueda estar del todo tranquila, aunque algunos individuos van más allá mostrando su malestar al empleado que únicamente está ahí para ayudar y tratar de solucionar el problema lo antes posible. Así lo indica un trabajador de cerrajeros meliana que, unos meses atrás, pasó angustia por primera vez a lo largo de los más de diez años que lleva tratando con cerraduras. Ello fue debido a los gritos perpetrados por un hombre de mediana edad que necesitaba acceder urgentemente a su vivienda con el objetivo de recoger una documentación importante, la cual debía entregarle rápidamente a su jefe. Los vecinos tuvieron que hacer acto de presencia para calmar al señor al mismo tiempo en que el cerrajero intentaba realizar su trabajo abstrayéndose de la estresante situación.

Desafortunadamente no son demasiados los cerrajeros que logran desempeñar sus labores bajo un ambiente de cordialidad y respeto mutuo, resultando en una profesión que, a diferencia de lo que creen ciertas personas, es bastante complicada sobretodo al encontrarse delante de cerraduras cuyos mecanismos son verdaderamente complejos. Así pues, conviene empatizar con todos aquellos profesionales que trabajan en este sector para comprender que los gastos producidos por sus servicios son más que razonables. De hecho, muchos de ellos han mantenido los precios a pesar de la inflación con tal de que la asistencia que brindan siga siendo asequible para aquellas personas que cuentan con un nivel bajo de ingresos, desde jóvenes que no pueden entrar en sus pisos de estudiantes hasta pensionistas de edad muy avanzada que se han olvidado las llaves de casa en el interior de la misma. Teniendo en cuenta todos los aspectos comentados hasta ahora ningún usuario volverá a echarse las manos a la cabeza al analizar la factura de un cerrajero y valorar todo aquello que está detrás de la misma.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *