Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  La Revista  >  Artículo que estás leyendo

¿Es recomendable cambiar las lunas del coche? ¿En qué casos está considerado legal y en cuáles no lo está?

Por   /  abril 12, 2018  /  No hay comentarios

Hay mucha gente que se plantea tintar las lunas de su coche, pero no se acaba de decidir porque tiene cierto miedo a que puedan tener problemas con la revisión de la ITV. Veamos cuando está permitido hacerlo y que ventajas y desventajas se detectan.

Legalidad en cuanto a tintar las lunas de los coches

A nivel legal, cabe resaltar que en nuestro país no se pueden tintar ni laminar las ventanillas del coche de la parte delantera, es decir, ni las del conductor ni las del copiloto, así como los parabrisas delanteros. Esto se debe a que los cristales que están en un ángulo de 180° en relación con el campo de visión del conductor no pueden estar pintados. No obstante, los demás cristales se pueden tintar sin problemas del modo en el que lo desee el propietario. Evidentemente esta es una medida de seguridad para evitar situaciones peligrosas en el vehículo, ya que las ventanillas delanteras pintadas podrían ocasionar problemas en el ángulo de visión de la persona que está conduciendo.

No obstante, existe una opción en casos exceptuados en los que sí que se puede pintar las ventanillas delanteras y parabrisas. En estos casos está permitido el tintado con materiales transparentes bajo prescripción médica, si la persona tiene alguna enfermedad relacionada con el sol y las radiaciones, como por ejemplo lupus. Otro caso en el que también está permitido es si una persona se encuentra amenazada por los motivos que sean. Si la persona tiene una autorización con una denuncia policial, por ejemplo, podría instalar una lámina de seguridad.

Legalmente, no es necesario que el parabrisa tenga lámina solar, puesto que la tasa de penetración mediante la superficie es menor al 1%. Pero si padeces de lupus tú o algún familiar tuyo, es importante saber que puedes tintar las lunas de tu coche delanteras si tienes una prueba de laboratorio y un certificado del médico.

No obstante, hay una opinión mayoritaria en la que se considera que esta protección debería poder ser accesible a todo el mundo, o al menos a los colectivos de alto riesgo como personas que trabajan conduciendo vehículos como taxistas o camioneros. La Skin Cancer Fountion de Estados Unidos recomienda que el tintado de las lunas pueda hacerse también en las ventanas delanteras. Seguramente la legislación española se adaptará a estos cambios, ya que es una cuestión de salud pública. De momento hay empresas que apuestan por la salud de la población como PremiumGlass proporcionando servicios profesionales de tintes de lunas para quien lo desee. Por lo que parece que todo se dirige hacia una dirección de aceptación a nivel nacional.

¿En qué consiste exactamente?

Se pueden tintar los cristales cuando adquieres un coche nuevo. Más adelante, si decides que ha llegado el momento de hacerlo, no hay ningún problema en añadir láminas tintadas, puesto que no hace falta desmontar el cristal para integrarlas. Los profesionales utilizan herramientas de alisado, amoldamiento y jabón específico con el fin de que el acabado quede sin burbujas. En cuanto al tiempo de instalación tiene lugar prácticamente de forma inmediata, se suele tardar apenas unas horas en realizar la instalación.

Es importante diferenciar entre las lunas tintadas y las precortadas o laminadas. Las primeras son los cristales originales del coche, pero coloreados, están tintadas de manera homologada para ser instaladas de modo permanente; las segundas se refieren a las láminas que se pueden quitar y poner colocadas en el interior del cristal.

Los motivos por los que se decide tintar las lunas o aplicar unas láminas son varios: por privacidad, estética, o para beneficiarse de alguna ventaja que proporciona. Lo cierto es que se puede llegar a bloquear el 99% de los rayos UVA, y más sabiendo lo agresivos que son estos rayos provocando multitud de enfermedades. Por lo que podríamos afirmar que se considera una forma de prevención del cáncer de piel que afecta a tantas personas en nuestro país. Pero eso no es todo, en términos de seguridad, las lunas laminadas evitan deslumbramientos, ya que, al haber una lámina pegada al cristal, hay menos riesgo de que el cristal salga despedido.

¿Se puede pasar la ITV con las lunas tintadas?

Existen una serie de requisitos en los que las lunas tintadas no afecten la revisión de ITV de manera negativa. Si te cogen conduciendo con las lunas pintadas o laminadas en la parte delantera pueden multar hasta 150 euros. De modo que, la documentación requerida en esos casos es la ficha técnica del coche y el certificado de homologación del fabricante de láminas o de tinte con los datos de la empresa encargada.

Actualmente, no es obligatorio homologar la instalación a través de una inspección extraordinaria. Lo que deberás de asegurarte para no tener ningún problema en el examen de la ITV es que no tienes burbujas de más de 2mm, siendo este el máximo permitido.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *