Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Cultura  >  Artículo que estás leyendo

Se abre la Puerta del Infierno de Rodin en Barcelona

Por   /  octubre 13, 2017  /  No hay comentarios

La Fundación Mapfre de Barcelona construye la “Puerta del Infierno” como parte de la exposición llamada “El Infierno Según Rodin”.

Allí se mostrará al público los grupos esculturales que forman parte de  la exquisita colección del artista, pudiendose apreciar por separado los bustos dolientes, torsos contorsionados y todo el drama contenido en la obra del escultor.

La Puerta del Infierno, explica Catherine Chevillot como co productora de la exposición y directora del Museo Rodin parisino, que es una obra tan monumental como compleja, que de alguna manera cuenta la historia de las figuras que Rodin transformó y combinó tantas veces y también las historias de otras tantas obras.

Para la ley Francesa, hasta 12 piezas del mismo molde pueden ser consideradas como originales, en el caso de La Puerta del Infierno, hasta ahora existen 8 réplicas en el mundo, la última de ellas se instaló en México en el 2015.

Chevillot señala que para cumplir con el encargo que el gobierno francés hizo a Rodin en 1879, a la hora de esculpir una gran y magnífica puerta que decorará la entrada del museo de Artes Decorativas, el artista se inspiró y fundamentó sus ideas en La Puerta del Paraíso ubicada en el Baptisterio de Florencia, pero buscando el contraste con esta, estudió los portales de catedrales del medioevo, en las formas de la naturaleza, vegetación, etc. y como en toda obra del renacimiento, la arquitectura se entremezcla y se asoma por debajo de las esculturas.

El importante encargo de la Puerta del Infierno, —inspirado en la Puerta del Paraíso de Ghiberti

Antes de que Rodin lograra fundir su portal de metros metros en bronce en 1889, el proyecto del museo quedó en el abandono y el artista sin presupuesto; más adelante logró exponerla en yeso en la Exposición Universal realizada en 1900, mostrando algunas de las esculturas de esta por separado, pero la obra tal y como la conocemos hoy fue lograda entre 1905 y 1907.

Lejos de lo que se pueda creer o interpretar, el Pensador no es una representación filosófica, ya que la obra representa al guardián del infierno, el juez que da paso a ese segundo círculo del infierno donde tienen cabida quienes dejaron de lado la razón y sucumbieron al deseo. El beso tampoco emula una dulce melodía de amor, más bien es la tragedia de Francesca, hija del señor de Rávena, quien aún casada con Paolo se enamoró perdidamente del hermano de este, lo que le llevó al adulterio, a la muerte y finalmente al infierno.

Antes de que su vida se extinguiera, Rodin no pudo ver su obra culminada en bronce,  pero hizo un acuerdo con Léonce Bénédite para que se realizará un ejemplar completo de la obra partiendo de los moldes originales que usó en la Exposición Universal, pero falleció en 1917 sin que esta estuviese culminada.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Por:
  • Última modificación: octubre 13, 2017 @ 12:12 pm
  • En la categoría: Cultura

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *