Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Internacional  >  Artículo que estás leyendo

Se pronuncia el Tribunal Supremo de Estados Unidos, respecto a los despidos por la orientación sexual

Por   /  junio 17, 2020  /  No hay comentarios

Como ilegal ha dictaminado el Supremo de Estados Unidos, la discriminación basada en la orientación sexual de las personas. Lo que dio origen a este dictamen fue el caso de Gerald Bostock, quien fue despedido de su empleo en el condado de Calyton el pasado 2013.

Para entonces trabajaba como empleado municipal y la razón del despido fue, que se le señaló de realizar actividades impropias de un empleado público, vinculadas a un expediente de desvío de fondos. Pese a esto, Bostock consideró que su despido estaba vinculado a su homosexualidad.

En principio la decisión fue adversa al ex empleado municipal, sin embargo, no fue impedimento para que este continuara apelando y consiguiera llegar a nivel del Tribunal Supremo estadounidense, el cual finalmente le ha dado la razón al dictaminar la ilegalidad de discriminar a una persona debido a su inclinación o identidad sexual, una decisión que dicho sea de paso, sorprendió a muchos.

La decisión contó con el visto bueno de 6 jueces, 4 de ellos de la corriente izquierda y dos de los conservadores, entre tanto 3 jueces de la línea conservadora emitieron voto en contra, basados en que lo que el ciudadano Bostock estaba solicitando suponía la alteración de la ley.

De acuerdo a lo que los tres han argumentado, en Estados Unidos no existe ley alguna que proteja a las personas en el trabajo de acuerdo a su preferencia sexual, lo que significa que sería necesario ampliar el alcance de la Ley de Derechos Civiles para poder atender la demanda de Gerald Bostock.

Recordemos que esta ley de 1964 se creó con varios propósitos, entre ellos permitir el derecho al voto y brindar protección a la comunidad negra, que para entonces era minoría.

Para estos jueces la incapacidad del Congreso de aprobar una extensión de dicha ley, es lo que les ha impedido pronunciarse a favor en este caso.

Sin embargo, para las juezas de izquierda Elena Kagan y Ruth Bader, esta misma ley no ha impedido que el Supremo haya decidido a favor de las víctimas de acoso sexual,  tipificando a este como delito aun cuando no están acogidas por ella.

Así mismo, el máximo tribunal estadounidense se prepara para pronunciarse próximamente, respecto a dos temas de gran relevancia.

Uno de ellos es sobre los dreamers, que son estas personas que vinieron a vivir al país siendo aún menores de edad y a quienes se les cuestiona su estatus migratorio actual y el otro tiene que ver con la declaración del  IRPF del presidente Trump.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *