Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  La Revista  >  Artículo que estás leyendo

Solaray, los suplementos del Arco Iris

Por   /  abril 30, 2018  /  No hay comentarios

Introducción-Historia

Solaray es un laboratorio de EE.UU. que fabrica complementos alimenticios de alta calidad desde el año 1.973. Desde sus comienzos, Solaray se especializó en productos encapsulados que son cómodos para el consumidor, ya que son sencillos de tragar.

La idea inicial se basaba en combinar plantas de alta calidad en fórmulas innovadoras. Así nació un nuevo concepto en cuanto a los suplementos herbarios. Todo un éxito. En 1979 el nombre Solaray ya era una realidad con una misión básica: elaborar productos naturales que ayuden a mejorar la calidad de vida.

La marca Solaray fue pionera en la formulación y comercialización de productos de fitoterapia en los que se combinaban 2 o más plantas con efectos sinérgicos. Hoy en día, además de las formulaciones de plantas, el catálogo de productos se ha ampliado e incluye una línea completa de vitaminas, minerales y complementos especiales.

Es una de las marcas más populares y conocidas de suplementos alimenticios y ha desarrollado una reputación de calidad, consistencia e innovación. Solaray tiene su propia planta de fabricación para garantizar que sus estrictos controles de calidad se apliquen en todos los niveles.

Los consumidores habituales de esta marca están de ehnorabuena. Ahora puedes comprar Solaray en España y al mejor precio en el herbolario online Misohi Nutrición, donde tienen disponible todo el catálogo de productos Solaray que se comercializan en la península.

¿Por qué Solaray?

Productos de la más alta calidad:

Solaray asegura la calidad de sus productos gracias a un amplio y repetido control de calidad, realizado en una gran cantidad de muestras obtenidas en la fabricación de los productos. Además, ofrece la mayor cantidad de sustancias activas por comprimido. 

Todos los productos de esta marca se han diseñado para disolverse en el organismo en un tiempo máximo de 30 minutos. Los productos también son analizados para valorar su tasa de disolución en el organismo. Como el estómago es la parte de nuestro cuerpo donde se digieren la mayoría de estos nutrientes, un producto debe disolverse rápidamente antes de pasar por medio del tracto intestinal, donde el cuerpo ya sólo tiene que absorberlo.

Productos de alta potencia:

Este tipo de productos equivalen a tomar menos comprimidos: cuando comparamos productos, debemos leer las etiquetas atentamente. En los productos Solaray se indica con detalle la cantidad de sustancias activas por toma diaria.

Además, también hay criterios vegetarianos y veganos. Las etiquetas de los productos Solaray ofrecen una guía clara para aquellos que siguen una dieta más restrictiva. Los productos vegetarianos o veganos presentan una guía sobre las propiedades de cada complemento.

Diseño de producto y fórmulas

La calidad es el objetivo de un producto Solaray, desde las especificaciones de la materia prima, al diseño de la cápsula o el comprimido, o el diseño del frasco y la etiqueta. Las investigaciones en cuanto a formulaciones, test de vida de almacenamiento, test de disolución y otros procesos básicos de calidad, son elementos esenciales a tener en cuenta. El equipo de formulación de nuevos productos debe trabajar junto a fabricación y marketing para introducir cada nuevo producto Solaray en el mercado.

Cada nueva fórmula es testada en las mismas máquinas que se utilizan en la planta de fabricación de Solaray, para asegurar la consistencia. En cada fórmula se garantiza que están presentes más del 100% de cada ingrediente activo en todos los lotes. Estas precauciones indican la seguridad de un producto que cumple las condiciones de la etiqueta.

Materia Prima

La marca Solaray trabaja con un número limitado de proveedores seleccionados en todo el mundo y elegidos por su capacidad de ofrecer de forma constante materia prima de calidad. Hay que destacar que cada lote de materia prima que entra en el proceso de fabricación debe pasar varios análisis muy estrictos antes de formar parte de Solaray, asegurando de esta manera la calidad.

Los productos son testados para confirmar la concentración de ciertos compuestos, llamados marcadores. Las vitaminas, los minerales y las formulaciones especiales son analizadas para confirmar la potencia del material, asegurando que se obtiene la máxima calidad.

Todas las materias primas han de pasar análisis para la detección de pesticidas, herbicidas, contaminación microbiana, hongos y aflatoxinas, para poder garantizar su pureza. Todos los minerales se testan usando un equipo muy sensible que puede detectar contaminantes tales como plomo, mercurio y arsénico (metales pesados), en cantidades de ppb (partes por billón).

Este laboratorio es de los únicos, en el contexto de la industria de los complementos alimenticios, que puede detectar contaminantes a este nivel.

Proceso de producción

Los productos se elaboran en la fábrica que se encuentra en Ogden, Utah (USA). La materia prima utilizada es inspeccionada, pesada y mezclada completamente utilizando unos mezcladores farmacéuticos especiales. La fórmula final se lleva unos contenedores resistentes al oxígeno y a la humedad. Éstos son transportados a producción o a envasado si su forma final es en polvo.

Cada máquina de encapsulado y de comprimidos está aislada en su propia habitación limpia con presión, humedad y temperatura controlada, asegurando un medio libre de contaminación. Antes de su utilización, cada máquina es esterilizada como medida de seguridad, para asegurar que no hay contaminación cruzada en los productos. Las cápsulas y los comprimidos son recogidos, clasificados y pesados.

Se obtienen muestras randomizadas y finalmente son aprobadas por el departamento de control de calidad antes de ser liberadas para el envasado. La fabricación de los comprimidos termina con envolturas vegetales para prevenir la humedad y la oxidación.

Algunos productos, como cápsulas y comprimidos con envoltura entérica, siguen otros pasos para asegurar la correcta desintegración en el organismo. Finalmente, los productos son colocados en envases resistentes al oxígeno y a la humedad. Los envases son de PET1, un material más reciclable que el cristal. Tienen un sello interior hermético fácil de abrir y un sello exterior que protege el contenido del envase. Después de un último control de calidad, el producto ya está listo para ser enviado al punto de venta.

Certificación de calidad

El equipo de Control de Calidad incorpora más de 15 especialistas en ciencias de la nutrición, biología, química orgánica, botánica, química inorgánica… A los que se añaden licenciados, graduados y doctores. Su objetivo es garantizar la pureza y calidad de las materias primas utilizadas y validar el diseño de los productos en potencia y estabilidad.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *