Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Política  >  Artículo que estás leyendo

La política económica española: deuda, deuda y más deuda

Por   /  julio 13, 2020  /  No hay comentarios

España es uno de los países más hermosos y llamativos del mundo entero, razón por la cual millones de turistas la visitan anualmente para conocer sus playas, ciudades y monumentos. A pesar de esto, la situación económica que está viviendo está alarmando a los especialistas.

Todo se ha agravado con la llegada de la pandemia, que paralizó todos los sectores que no se consideraban como esenciales. El actual gobierno de Pedro Sánchez ha impulsado ciertas reformas a nivel político sin llegar a tocar detalles importantes dentro de la macroeconomía como tal, una costumbre que parece ser que heredó de sus antecesores.

Entre el 2008 y 2012, el gobierno de Rajoy tuvo que aplicar medidas drásticas para frenar las consecuencias de una crisis económica que se originó en Estados Unidos pero que paulatinamente llegó al viejo continente.

El nivel de apalancamiento llegó a niveles altísimos, alrededor de un 86% del PIB junto a una subida del déficit que giraba alrededor del 10%. Fue el rescate lo que permitió que España saliera de ese agujero que el gobierno estaba cavando. No obstante, decir que la solución será la misma es muy optimista.

Uno de los grandes problemas es el nivel de endeudamiento, que a pesar de la lenta recuperación que hemos tenido, los gobernantes no han dejado de solicitar créditos para poder financiar los proyectos públicos y políticos que tenían en mente.

El nivel de apalancamiento no ha bajado del 95%, algo que habla mal de la gestión de los que tienen el poder en la actualidad.

Al principio esto no pasó factura, pero al llegar la depresión post Covid estamos viendo las consecuencias. Se estima que luego de las ayudas europeas el nivel de endeudamiento ronde el 122%, una cifra nunca antes vista en el país.

La subida de impuestos será la jugada que tomará el gobierno para hacerle frente a todos los gastos públicos que ya ha adquirido, en vez de dejarlos en un segundo plano y concentrarse en actividades productivas y la activación del aparato productivo. Sánchez no ha mostrado interés en dejar estos compromisos de lado, sabiendo que esto le podría quitar mucho poder político.

No es nada fácil el panorama en el que está España, requiere toma de decisiones importantes que comprometan tanto al gobierno como a los ciudadanos, reduciendo muchos de los beneficios que se habían alcanzado en los años de bonanza. Tal vez si el ejecutivo hubiese hecho mejor las cosas en época anteriores no habría que tomar decisiones tan complejas.

Queda esperar a ver cómo cierra el año 2020 en la parte económico. Los indicadores no son nada alentadores, pero pueden presentar mejorías con políticas acertadas.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Por:
  • Última modificación: julio 13, 2020 @ 9:57 am
  • En la categoría: Política

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.