Loading...
Estás navegando aquí:  Inicio  >  Tecnología  >  Artículo que estás leyendo

Por qué la industria del cine depende ahora más que nunca de la tecnología de los videojuegos

Por   /  julio 17, 2020  /  No hay comentarios

Los videojuegos se están convirtiendo en uno de los sectores de mayor crecimiento en el mundo entero, dándole oportunidades no solo a los clientes, sino a todas aquellas personas que quieran ganar dinero con este oficio. Ahora hay muchos especialistas detrás de este sector.

Tanto ha sido el impacto de esta industria que hay otros nichos que se están favoreciendo de este auge y uno de ellos es el cine.

Según fuentes oficiales, varias de los grandes productores que trabajan en Hollywood están aprovechando las extraordinarias tecnologías que aplican en los videojuegos para hacer nuevas películas.

Uno de los sistemas que más impacto ha creado es el de The Unreal Engine, una tecnología que se ha aplicado en títulos de gran éxito como Fortnite y muchos más.  Permite a las empresas colocar gráficos e imágenes en una escena sin tanta complejidad como en otros tiempos.

Así es como están funcionando muchas producciones de cine, en la que primer hacen las grabaciones de las tomas más importantes y luego le dan los requerimientos a estudios especializados en inteligencia artificial y efectos especiales.

Algo así fue lo que hicieron en GOT para dar vida a los dragones de Daenerys, entre otros elementos.

Ya hay muchos ejemplos del uso que le están dando a estos sistemas informáticos, desde hacer mucho más seguro el trabajo de actores, especialmente en escenas de gran complejidad y hasta recrear grandes multitudes de personas, reduciendo así el presupuesto para extras.

De hecho, el coronavirus ha provocado una crisis en el sector cinematográfico que ha acelerado el uso de tecnologías aplicados a los videojuegos. Ahora podemos levantar imponentes escenarios desde el set de grabación de la empresa, haciendo todo mucho más sencillo.

Esto está planteando serios cambios en la industria, que ve como en el futuro cercano podría necesitar menos personal y ser mucho más productivos. Ahora los directores tendrán que estar en contacto permanente con los funcionarios de salud para asegurar un ambiente seguro para sus actores.

Habrá menos necesidades de largos y costosos viajes, reduciendo toda la producción a uno o varios sitios cercanos. Además de esto, resucitarán algunos personajes históricos que el público siempre ha añorado.

Un ejemplo de esto es lo que sucedió con Paul Walker, que después de su muerte lograron culminar exitosamente la entrega de Rápidos y Furiosos, a pesar de que todos sabíamos que ya no estaría con nosotros.

No cabe duda que son tiempos de confusión para todo el sector, pero nunca antes se había generado tanta expectativa por una nueva tecnología. Solo quedar esperar que las restricciones se levanten por completo para ver todo lo que nos depara la industria del cine.

Comparte si te ha gustadoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sobre el autor

Redacción de Revista La Tribuna. Compartimos información de actualidad centrada en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.